El rey Felipe VI y la reina Letizia en una imagen de archivo. | Ballesteros

5

La reina Letizia ha sido la gran ausente en el cementerio parroquial de El Carmen, en la localidad asturiana de Ribadesella donde se le ha dado el último adiós a su abuela paterna, Menchu Álvarez del Valle, que falleció este martes a los 93 años.

La Casa Real no se había pronunciado sobre los planes de doña Letizia que este miércoles no tenía actos previstos en su agenda. El rey está de viaje oficial en Perú donde asistirá a la toma de posesión del nuevo presidente, Pedro Castillo. Previsiblemente, este fin de semana, ambos se desplazarán a Mallorca para cumplir con los tradicionales actos del verano en la Isla.

Noticias relacionadas

Al entierro tampoco ha acudido la hermana de la reina, Telma Ortiz, en la recta final de su embarazo. Al sepelio, que se ha desarrollado en la intimidad y al que han asistido poco más de una docena de personas, han acudido los hijos de Menchu, Jesús Ortiz, padre de la reina, y Henar, y su hermana Marisol. Álvarez del Valle ha sido enterrada junto a su marido, José Luis Ortiz Velasco, abuelo paterno de la reina, quien falleció en 2005 a los 82 años.

Menchu, como era conocida, nació en Santander pero se trasladó muy joven a vivir a Oviedo, donde inició una larga carrera radiofónica que la hizo muy popular en Asturias y que en 2013 le hizo merecedora del Premio Nacional de Radio junto con su hermana Marisol. Entre los años 1947 y principios de los noventa trabajó en Radio Asturias, Radio Oviedo, Radiocadena y Radio Nacional de España (RNE), y fue en esta última empresa donde se jubiló.

La popularidad de Menchu creció aún más al convertirse en la abuela de una princesa y después reina de origen asturiano, Letizia, a la que estaba muy unida. La abuela de la reina hizo una de las lecturas en la ceremonia religiosa en la que el 22 de mayo de 2004 contrajeron matrimonio los entonces Príncipes de Asturias, que en alguna ocasión la visitaron en su casa de Sardéu.