Irene Navarro va a apoyar a jóvenes artistas desde el Grup Güell. | Pere Bota

1

La artista mallorquina Irene Navarro no lo dudó ni un segundo, ella se encargaría de realizar el busto de Tolo Güell (Palma 1941-2020), para rendir homenaje a un hombre que supo, como pocos, aglutinar y motivar a miles de mallorquines.

«La gente se merece tener presente al hombre que inició la emblemática Marxa des Güell a Lluc a Peu», señala Irene. Licenciada en Bellas Artes por la Univesitat de Barcelona, Irene Navarro siempre ha pensado que «el arte es un vehículo para transmitir una idea o un sentimiento, no una finalidad para vender», y esta vez no iba a ser menos.

De esta manera, Navarro decidió ceder los derechos de autor y el coste de la realización del busto. «Tuve una reunión con el presidente del Grup Güell, Xisco Bauzá, y me comentó que estaba interesado en encargar un busto para homenajear a Tolo Güell, pero que no contaban con mucha financiación, y no lo pensé dos veces, le dije ‘lo hago yo’». Y es que la artista mallorquina confiesa que «aunque dedicarse al arte es complicado» necesita «hacer un obra que tenga un mensaje detrás» y por ende, no le importaba el aspecto económico. Ahora, seis meses después, cree que ha recibido mucho más del Grup Güell, «me han dado una promoción que nunca habría imaginado».

Tolo Güell es considerado como uno de los dinamizadores culturales más relevantes del pasado reciente de Balears. Desde su primera edición en el verano de 1974, la Marxa Des Güell a Lluc a Peu se ha convertido en una tradición en la Isla. «Des Güell a Lluc a Peu es algo que todos conocen. Comenzó como un acto de penitencia y ha acabado siendo una manera de hacer deporte todos juntos», destaca Navarro. Por ello, la joven artista lo ha tenido claro desde el principio, quería representar «la esencia de Tolo Güell», a quien define como «una persona llena de vida capaz de mover a tanta gente». Sin embargo, el proceso no ha sido tan fácil como se esperaba y confiesa que a la hora de realizar el busto, «lo más difícil ha sido no tener a la persona física». Además, los tiempos de la pandemia de la COVID-19 no han acompañado, «tuve que conseguir la arcilla a través de Amazon porque era lo único que estaba en marcha».

El 7 de agosto, antes de la salida de la marcha a Lluc, se colocará el busto de Tolo Güell en la Plaça Güell, punto de partida del recorrido tradicional. Irene Navarro lo tiene claro, «el legado de Güell nunca acabará». Ahora, ella será la encargada de promover la cultura desde el Grup Güell. Su próximo trabajo es «crear un colectivo de artistas mallorquines» para ayudar de esta manera «a aquellos jóvenes artistas que no han tenido la oportunidad de exponer sus creaciones», ya que, tal y como confiesa, «se lo que sienten». Así, Irene Navarro pretende acabar de una vez con la idea de que «en Mallorca es complicado ser artista».

PALMA. SOCIEDAD. BARTOMEU BARCELO
Tolo Güell puso en marcha Des Güell a Lluc a Peu en 1974.