Impresionante estampa del ‘Aida Perla’ en el puerto de Palma. | Pere Bergas

2

El tercer megacrucero de los que han confirmado su regreso a Mallorca tras la desescalda llegó ayer al Dique del Oeste. Se trata del Aida Perla, del operador alemán Aida Cruises y que pertenece al grupo estadounidense Carnival.

El crucero ha establecido su base en Palma, desde donde realizará dos itinerarios semanales con visita a puertos españoles. El primero hará escala en Cádiz, Cartagena, Barcelona y Palma. La segunda ruta programada visitará Alicante, Eivissa, Valencia y Barcelona desde Palma.

Palma, puerto base

Aunque posee una capacidad para 3.200 creuceristas, debido al protocolo sanitario y al igual que los demás cruceros, el Aida Perla opera al cincuenta por ciento de aforo.
Al igual que con el Mein Schiff 2, Palma funcionó como puerto base, por lo que ayer se efectuó un cambio de pasaje. Unas 1.175 personas desembarcaron y la mayoría se dirigió al aeropuerto de Son Sant Joan, donde tomaron rumbo a sus países de origen, mientras que embarcaron 1.249 nuevos huéspedes.

De todo el pasaje en tránsito, 190 personas, solo 109 visitaron la Isla. Divididos en cinco autocares de excursión con unos 25 visitantes por vehículo, dos de ellos se dirigieron a Porto Cristo, donde visitaron las Coves del Drach e hicieron una parada en Perlas Majorica, y tres realizaron una excursión al centro de Palma, donde recalaron en Can Joan de s’Aigo. Hasta la fecha, los excursionistas han descendido a tierra en grupos burbuja y acompañados por guías quienes, como los chóferes, se realizan un test de antígenos a primera hora.

En total, para este julio se prevé un total de 15 escalas crucerísticas, de las cuales ocho corresponden a buques con base en Palma, con trasbordo aeroportuario, con destino y llegada a distintas ciudades alemanas. El resto son buques que, al reactivar sus servicios, han incluido la visita a Mallorca desde otros puertos. Por el momento, además de las ciudades españolas, los destinos más frecuentados por estos cruceros son los puertos italianos. Por nacionalidades, los buques predominantes son los alemanes, a los que corresponden once visitas, y cuatro a los italianos.