0

Médicos del hospital HM Nou Delfos de Barcelona han operado de un sarcoma de Ewing, un tipo de cáncer en los huesos, a Israe, una niña marroquí de 10 años, que pudo viajar a la capital catalana para ser tratada gracias a una campaña mundial de micromecenazgo que iniciaron sus padres en Marruecos.

A Israe le diagnosticaron el pasado mes de enero un cáncer en la pelvis y, al no poder ser operada en su país dada la alta complejidad quirúrgica ni poder costear el tratamiento en el extranjero, sus padres buscaron ayuda y la consiguieron gracias a la solidaridad de miles de personas de todo el mundo que respondieron a una campaña de 'crowdfunding'.

La niña sufre un sarcoma de Ewing, un tipo de cáncer poco frecuente que se origina en los huesos o en los tejidos blandos que los rodean y que suele presentarse en niños y adolescentes.

Soylaiman Izaagague, el padre de Israe, puso en marcha la campaña de micromecenazgo y en solo cuatro meses consiguió la implicación de medios de comunicación y personas relevantes de la sociedad de Marruecos y el mundo árabe, que contribuyeron dando difusión a la iniciativa en sus redes sociales, logrando que miles de personas de todo el mundo colaboraran para que Israe pudiera operarse en el extranjero.

Paralelamente a la recaudación de fondos, Soylaiman y su mujer, Ouafae El Khaili, contactaron con el jefe del Servicio de Cirugía en Traumatología y Ortopedia Pediátrica de HM Nens, Francisco Soldado, que ha sido quien ha operado a la niña y que es un reputado especialista en hacer autotrasplantes vascularizados de colgajos que se utilizan para reconstruir problemas óseos complejos haciendo que los huesos dañados se regeneren y vuelvan a tener vida.

Soldado ha explicado que cuando conoció el caso de Israe y lo estudió «vi que podía ayudarla y eso me ilusionó mucho, solo tiene 10 años. Es un caso atípico y de reconstrucción compleja, pero podíamos utilizar la innovadora técnica quirúrgica implantada por HM Hospitales en sus centros, que son los únicos de España que la realizan, y les dijimos que vinieran», ha explicado.

La niña y su familia llegaron a Barcelona a principios de abril y el día 10 de aquel mes fue intervenida quirúrgicamente por Soldado en Hospital HM Nou Delfos, donde le extrajeron la parte del hueso coxal (acetábulo e isquion) afectada por las células cancerígenas y en cuya cavidad se aloja la cabeza del fémur.

Las células malignas fueron eliminadas con nitrógeno líquido y se le recolocó el hueso para hacerle después un autotrasplante vascularizado del periostio —membrana que cubre el hueso y contiene una abundante cantidad de células madre— para conseguir que, al unir las arterias y las venas mediante microcirugía, la sangre volviera a llegar al hueso.

Tras el alta hospitalaria, Soldado hace el seguimiento de la paciente en HM Nens y, próximamente, iniciará el tratamiento de quimioterapia en Barcelona.