Las playas de Palma estarán cerradas la noche de San Juan.

5

La noche de San Juan da la bienvenida al verano un año más. Por segundo año consecutivo, a causa de la pandemia del coronavirus, en Mallorca se presenta una festividad atípica, alejada de las aglomeraciones en las playas.

El día 24 de junio se celebra el nacimiento de San Juan Baptista, una fiesta religiosa que hace años coincidía con el solsticio de verano, según el calendario juliano. A diferencia de lo que piensa la mayoría de las personas, la noche de San Juan no es la más corta del año; este fenómeno se da durante el solsticio de verano, que este año 2021 se ha celebrado el pasado lunes 21 de junio.

A pesar de que los contagios de la COVID se mantienen a la baja en Mallorca, se volverá a vivir una noche de San Juan fuera de las playas. En Palma y Calvià, así como en el resto de municipios costeros de la Part Forana, los arenales seguirán las recomendaciones sanitarias y estarán cerrados desde última hora de la tarde hasta la mañana siguiente para evitar aglomeraciones. Cabe recordar, que al igual que están cerradas las playas, tampoco están permitidas las aglomeraciones en otros lugares y, mucho menos, los botellones.

Noticias relacionadas

La velada del 23 al 24 de junio, el fuego y el agua se convierten en elementos mágicos, protagonistas de rituales, mitos y leyendas que varían a lo largo de la geografía española. Este 2021 no será posible saltar las olas del mar a la medianoche y encender hogueras en la playa, sin embargo si existe la posibilidad de hacer rituales en casa, como por ejemplo el de quemar un deseo en una vela.

A pesar de que sea un año diferente, existen muchas opciones para disfrutar de una velada de San Juan agradable y en compañía de amigos y familiares. Los restaurantes de Mallorca ofrecerán cenas hasta pasada la medianoche, una opción es disfrutar de uno de esos locales que hace tiempo se tienen en la lista para probar.

Además, aprovechando que es festivo para aquellos que trabajan en Palma, también podrán aprovechar para ir de concierto o a tomar una copa, ya que se permite tener abierto este tipo de locales hasta las dos de la madrugada.

Organizar una cena en casa también es una elección. Aprovechando que las noches ya son cálidas y, si el espacio lo permite, mejor celebrar la quedada en la terraza o jardín. Una buena iluminación, junto con las estrellas y la luz de la luna, harán que sea una noche de verano mágica. En cuanto al menú, los que llevan un masterchef en el interior pueden sorprender a lo invitados, en caso de no ser así, la mayoría de restaurantes ofrecen servicio a domicilio.