Estos tatuajes, de color negro y apariencia brillante, contienen henna natural. | Efe

0

Con la llegada del buen tiempo proliferan los tatuajes temporales de henna negra en eventos al aire libre, playas o mercadillos que pueden ser muy peligrosos para la salud ya que, al contrario de la natural, lleva colorantes prohibidos para uso directo sobre la piel, alerta la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad.

Estos tatuajes, de color negro y apariencia brillante, contienen henna natural, pero también colorantes como la p-fenilendiamina o PPD, cuyo uso directo sobre la piel está prohibido y puede provocar graves efectos sobre la piel a corto plazo: picor, enrojecimiento, manchas o ampollas; además puede provocar decoloración permanete, dermatitis de contacto o cicatrices.

En algún caso se podría requerir atención médica u hospitalización. Asimismo, a largo plazo se han observado casos de sensibilización permanente: los futuros contactos con esa sustancia -presente por ejemplo, en algunos tintes de cabello- puede cuasar reacciones alérgicas intentensas.

En consecuencia, la AEMPS recomienda evitar los tatuajes temporales de henna de color negro o los que presentan una duración prolongada; tener precaución con las ofertas de tatuajes en eventos al aire libre, y si se ha realizado un tatuaje de henna negra y presenta algún síntoma, acudir al servicio médico más cercano.

Por el contrario, recuerda que los tatuajes de henna natural son distintos, sin brillo ni negros, son de color rojizo. En este caso el tinte se obtiene de hojas y flores del arbusto 'Lawsonia inermis', y desaparecen a los 3 o 4 días. En estos casos, la AEMPS señala que no existe ningún peligro para la salud.