Rocío Carrasco: «Quería deciros a todos que, el próximo miércoles, me gustaría volver a plató a hacer el cierre de ciclo». | Twitter: @ElChicoComenta

5

Este miércoles se ha emitido el último capítulo de la serie documental 'Rocío Carrasco, contar la verdad para seguir viva'. Este episodio, el número 11, cerraba el ciclo en el que la audiencia ha podido conocer el desgarrador relato de la hija de Rocío Jurado.

Pero este final es solo un punto y seguido, ya que «el miércoles de la semana que viene estará Rocío en el plató. Empezará la segunda parte del documental», anunciaba Jorge Javier en Sálvame.

A lo largo de algo más de dos meses Carrasco ha desgranado punto por punto los acontecimientos más importantes de su vida en una narración que ha marcado un antes y un después en la historia de la televisión. El eje central del relato ha sido su relación con el que ella denomina «el ser», Antonio David. Según el testimonio de la hija de Pedro Carrasco, el ex guardia civil la ha maltratado tanto física como psicológicamente y, además, le ha arrebatado a sus hijos.

Noticias relacionadas

Eso sí, el capítulo que más expectación causó y que logró récord de audiencia fue el octavo, centrado en la agresión de Rocío Flores a su madre. «Me cruzó la cara de lado a lado. Empezó a pegarme, pero mientras lo hacía va gritando '¡no me pegues!, ¡no me pegues!», aseguró ante las cámaras. Tal y como relató, la joven dejó a su madre tendida en el suelo y, una vez en el coche, descolgó el teléfono y habló con su padre: 'Papá, ya está hecho'. De ahí se va al colegio y luego a la Guardia Civil».

A lo largo de los años, Antonio David siempre ha mantenido que, desde que Rocío Flores se fue de casa de su madre, la joven ha intentando contactar con ella en repetidas ocasiones. En este último capítulo, Carrasco ha aclarado que «pese a lo que dicen de que mi hija me ha llamado en seis ocasiones y que yo no solamente no le he cogido el teléfono sino que le he dicho aquí no llames... No es verdad, lo diga el padre, Gustavo, María, ella...». También ha opinado sobre las declaraciones que hizo Ro en el programa Supervivientes: «Mi hija no me ha felicitado nunca jamás. Sí lo ha hecho por la tele».

Otra de las confesiones que ha sorprendido a la audiencia ha sido la revelación de que le hubiese gustado tener más hijos: «Me hubiera encantado. Me hubiese encantado tener más hijos, pero no hubiera podido tener un embarazo normal ni tranquilo». «Creo que he dicho todo lo que ya está dicho habiendo tocado fondo y tomado conciencia de que la vida es maravillosa y que nadie tiene el derecho de hacerte lo que a mí se me ha hecho. Creo que ha habido un cambio significativo y he tomado conciencia de muchas cosas», ha concluido.

Al finalizar la emisión del último episodio, Carrasco entró en directo visiblemente emocionada para agradecer al equipo todo el trabajo: «Os tengo que dar las gracias a todos por la implicación, por haberme escuchado, por haber subido el altavoz y por haber querido escucharme». Además, animó a todas las mujeres a «no callarse si pasan o han pasado por una situación de maltrato». Ahora, una vez conocida su versión de los hechos, Rocío se sentará «más fuerte y segura» el próximo miércoles en el plató con Carlota Corredera y los colaboradores.