Rocio Carrasco en el momento de entrar en el plató. | Telecinco

11

Rocío Carrasco ha acudido este miércoles a Telecinco tras la serie documental 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' para hablar de lo que sucedió el 27 de julio de 2012.

Rocío Carrasco entró al plató del programa de Telecinco mientras Blas Cantaba 'Como las alas al viento' y rompe a llorar. Minutos después inicia la entrevista apuntando que «mi testimonio es el testimonio de miles de mujeres».

Los presentadores Carlota Corredera y Jorge Javier Vázquez recordaron en el inicio del programa que Rocío Carrasco no ve a su hija desde el 27 de julio de 2012 y le han preguntado qué sucedió aquel día y ésta ha contadoque Rocío Flores le agredió y que ella acabó en el hospital. No obstante, ha exculpado a su hija de los hechos, porque asegura que «antes de ser verdugo fue víctima de Antonio David Flores».

Rocío Carrasco también afirma que no la denunció y que a día de hoy no la denunciaría porque es lo más mejor que le ha dado la vida pese a todo lo que ha ocurrido entre ellas. «Nunca podría denunciar a mi hija porque es lo más maravilloso que me ha pasado en la vida», ha subrayado.

«No quiero sentir pánico cada vez que suene el timbre y sean mis hijos. No quiero tener vómitos cada vez que llegue el lunes. No quiero volver a eso. Me ha costado muchísimo trabajo. Estoy contando este episodio de mi vida tan terrorífico porque sin él yo no puedo contar la magnitud del monstruo que es su padre porque este episodio es su obra maestra», relata.

Consecuencias del documental

La hija de Rocío Jurado intervino por teléfono en la última emisión del programa para dar la noticia: «Creo que es el momento de hacer un parón en la emisión para aclarar algunas cosas, me gustaría estar el miércoles que viene con vosotros en directo».

La propuesta Carrasco no dejó indiferente a nadie y pilló por sorpresa tanto a los espectadores como a los colaboradores. «Sé que durante las emisiones de estas semanas de la serie documental, ha sido mucha la información que todos habéis tenido que digerir, ver y asimilar», indicaba Rocío. Ahora, consideró que ha llegó el momento de acudir al plató e intervenir en directo. «Me alegro de que quieras dar la cara, me parece muy generoso por tu parte que quieras seguir resolviendo dudas y dando respuestas», indicaba la presentadora del formato, Carlota Corredera.

El programa de Rocío Carrasco superó todas las espectativas y ha abierto un debate público sobre la violencia machista. Además, la semana posterior a la emisión del programa se produjo un aumento de las consultas a los servicios de atención a víctimas de violencia machista 016, tanto mediante llamadas como por correos electrónicos y Whatsapp, tal y como informó el Ministerio de Igualdad.