La hija de Rocío Jurado dejó claro que la relación con su familiar está rota. | Twitter

6

Las palabras de Amador Mohedano en Sábado Deluxe de Telecinco no cayeron en saco roto. Durante su entrevista, el hermano de Rocío Jurado dejó entrever que la tonadillera se encontraba más cómoda en su ingreso en el hospital de Houston cuando la acompañaban su hermana Gloria y Rosa Benito. Dejó claro que, cuando su hija Rocío Carrasco y Fidel Albiac terminaban su ronda, la artista sentía una especie de alivio. «Parece ser que el interés máximo era saber qué iba a pasar una vez que ella muriera», llegó a decir.

Rocío Carrasco escuchó las palabras de su tío, Amador Mohedano, con un gesto expresivo, y sus palabras también fueron elocuentes. «Es una entrevista guionizada desde un principio y del otro, que por desgracia es familia mía, de momento no me voy a pronunciar públicamente sobre él, primero quiero hacerlo por la vía judicial y luego ya lo haré públicamente. Ya lo haré», anunciaba la hija de Rocío Jurado.

Con una profunda emoción Rocío Carrasco contó entre lágrimas que la vida de su madre estuvo en riesgo cierto en su estancia en Houston: «Lo que sucede no me pertenece contarlo, si algún día él quiere, que lo cuente él», decía de Fidel. «¿Estás queriendo decir que si llega con vida a morir a España como ella quería, tiene que ver?», le preguntaban; «tiene que ver», respondió.