Miquel Pascual y su hija Irene con la moto en la que quiere hacer el viaje. | Pere Bota

2

Aparejador, abogado, profesor de castellano a estudiantes extranjeros, agente de la promoción inmobiliaria, político, articulista y cantante son algunas de las facetas de Miquel Pascual Aguiló (Palma, 1944), que quiere recorrer las misiones de Fray Junípero Serra en California para dignificar la figura del mallorquín: «El personaje más relevante de la historia de la Isla tras Ramon Llull», asegura.

Pascual está preparando este viaje a bordo de su Yamaha Virago de 1.200 cc fabricada en 1997. «Empecé teniendo una Vespa, que la heredé de un familiar, luego una BMW y una Harley. He recorrido prácticamente todos los países de Europa hasta el Cabo Norte y también la Ruta 40 de Argentina», explica con cierto orgullo.

Esta afición por los viajes en moto fue bastante tardía, ya que comenzó en 2014, con 70 años y no sólo eso, sino que ha pasado por el quirófano en 19 ocasiones. «Tengo prótesis en ambas rodillas, otra en la cadera, diversas intervenciones inguinales y hasta una a corazón abierto». A pesar de todo, su estado de salud es bueno y no ha perdido un ápice de su afición motera. «Como he leído a un motero de Huesca de 83 años, seguiré montando en moto mientras pueda subir a ella y tenga fuerza en la mano para dar gas».

Miquel PascualFOTO:PERE BOTA

Miquel ha realizado algún viaje en compañía, pero como más disfruta es yendo solo. «Es que soy también un apasionado de las antigüedades arquitectónicas y en cuanto veo una me tengo que parar. Sí que disfruté en un par de ocasiones junto a mi mujer y amigos, pero ahora prefiero ir a mi aire».

De toda formas, en esta ocasión Pascual tiene previsto realizar el periplo junto a su hija pequeña, Irene, que tiene una productora llamada Algosemueve. «La idea es realizar un docureality de 90 minutos de duración en los que diversos escritores e historiadores de California hablarán sobre la figura de Junípero, con mi padre como hilo conductor. Creo que sería un producto muy interesante para plataformas o canales como La 2. Además, también se podría hacer una vertiente más ‘local’, con mi padre y yo hablando en mallorquín en el caso de que a IB3 le interesara la propuesta», explica la joven, que seguiría los pasos de su padre junto a su socio de la productora a bordo de una furgoneta.

Miquel Pascual ha calculado que necesitará unos 30.000 euros para llevar a cabo el proyecto. Está buscando financiación, pero a esta dificultosa labor se une otro hándicap: el descubrimiento de una cepa californiana de la COVID-19.