Puro Erroz

| Madrid |

Valorar:
Erroz recibió intensos aplausos tras el desfile.

Erroz recibió intensos aplausos tras el desfile.

J. Sevilla

«Nos ha inspirado el momento que estamos viviendo, la necesidad de reactivarnos poco a poco y apostar por las personas que creen en sí mismas, que luchan cada día y que se sienten orgullosas de quienes son. Es la celebración de la vida». Así resume el diseñador Pablo Erroz (Palma, 1989), el espíritu del desfile que protagonizó ayer en la jornada inaugural de la 73 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Fue ante 200 personas, entre ellas Begoña Gómez, mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que acabó aplaudiendo las propuestas del modisto de Santa Catalina, ante una puesta en escena poderosa con una música electrónica más que potente.

«Hemos puesto ilusión, ganas y mucha energía», asegura ante un público entre el que destacan los cantantes Hugo Cobo y Eva, de OT, y la modelo Daniela Santiago. «Es una propuesta muy abierta que trabaja la moda con disciplina». Inspirado, por una parte, en el Mediterráneo y, más concretamente, en las telas de llengües mallorquinas, Erroz regresó a la antigua pasarela Cibeles por la puerta grande, ocho años después y con una marca consolidada y «más madura», según comenta.

Su colección, No-Seasons 2022, es unisex, no atiende a estaciones del año y es «un proyecto serio, sólido y multidisciplinar. Es Pablo Erroz en pura esencia», explica en el camerino donde preparaba los 30 looks que saltaron a la pasarela a los que agrega una línea de interiorismo, alfombras, sofás y cámaras de vídeo.

En la pasarela, diseños inspirados en las telas de ‘llengües’ mallorquinas.

«La moda tiene que servir para hacernos la vida más fácil, sin poner etiquetas y por eso hemos eliminado las temporadas y los géneros. Lo único que importa es el individuo, la persona... que hagan las prendas suyas y que las disfruten», añade. Sus tejidos son naturales, desde lanas y pieles (solo de animales de consumo doméstico), algodones y sedas. Mientras que los colores son tonos naturales, pero con unos puntos de color potenciados con el fucsia. «Una línea de colores relajada, de beiges, marrones, blancos, negros y puntitos fuertes de color», indica. Y en los pies una «sandalia muy personalizada con nuestro toque y de piel».

Entre el público Begoña Gómez (de verde), mujer de Pedro sánchez

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.