Detrás de la barra / La lucha diaria del sector de la restauración ante las restricciones

Bar Santa Bàrbara: «Es momento de reinventarse»

| Vilafranca, Mallorca |

Valorar:

Vicente Hernández y Darays Plasencia están al frente del bar Santa Bàrbara, junto al polideportivo de Vilafranca.

C.Viera

Vicente Hernández es un caso peculiar en la complicada situación social y económica que está provocando la pandemia de la COVID-19. Con una amplia trayectoria profesional en el mundo de la hostelería y la restauración, que le ha llevado a trabajar a lugares tan dispares como el Reino Unido o Estados Unidos, la caída del sector del turismo fue muy clara para él al inicio de la pandemia.

Trabajador incansable, decidió entonces adaptarse a la nueva situación y buscar un modo de vida bien distinto del que tanto él como su mujer, Darays Plasencia, tenían en el sector del turismo. A pesar de que muchos entre su círculo de familiares y amigos les calificaron casi de locos, decidieron buscar un traspaso «de un bar de interior, sin playa, sin turistas, orientado a la gente del pueblo», relata Hernández. Fue entonces cuando decidieron ponerse al frente del Santa Bàrbara, junto al polideportivo de Vilafranca.

Vicente Hernández y Darays Plasencia, a las puertas de su establecimiento en Vilafranca.

«Ante los malos tiempos que corren no queda otra opción que reinventarse», afirma el hostelero. «Hay mucha gente pasándolo muy mal en el sector, pero esperar solo las ayudas es un error».

La vacuna traerá la vuelta a la normalidad, pero para Hernández la temporada turística este año también está perdida, ya que los países emisores de clientes han de tener también una buena situación y en muchos aún reina la incertidumbre.

Ofrecer cocina sencilla, casera y de buena calidad es el objetivo de este negocio, que empezó a funcionar gracias al boca a boca y a la calidad de los productos, entre los que destacan los ‘pepitos’, los bocadillos, las tapas variadas y las paellas. Estas últimas han sido un gran éxito, especialmente los fines de semana, llegando incluso a tener que rechazar encargos dado su elevado número.

Plasencia prepara unos cafés para llevar.

Actualmente, todos los platos se sirven para llevar, pueden encargarse en el 685 19 18 99 y recogerse en el establecimiento, que abre todos los días, salvo los jueves, de 8 a 18 horas.

Unos ‘pepitos’ suculentos

Los ‘pepitos’ son el plato estrella del Santa Bàrbara. Algo tan sencillo puede resultar toda una delicia si se hace con buenos ingredientes y en este bar presumen de ello. Pan recién horneado, aceite de oliva, carne adobada de cerdo, pollo o cordero de gran calidad, o sepia, con patatas y pimientos.