El bar Baró sse encuentra en la calle Baró Santa Maria del Sepulcre, en Palma. | T. Ayuga

Hace 25 años que la familia Baró se hizo cargo de este bar situado en la calle Baró Santa Maria del Sepulcre, en Palma. «Primero lo llevó mi hermano y desde hace trece años soy la encargada junto a Lore», explica Marita Baró. Lore es Lore López, cocinera, mientras que Marita se encarga, o se encargaba, de la barra y de los pedidos. «Desde el primer momento tuvimos claro que queríamos ser el bar del barrio a donde acudieran trabajadores y vecinos y ofrecer comida mallorquina a unos precios ajustados», explica Marita.

Estos tiempos no son fáciles, pero ambas mantienen la ilusión y las ganas de trabajar. «Nosotras tenemos un lema: Hasta que no nos corten las piernas, seguiremos andando. Y en eso estamos. En ningún momento se nos ha pasado por la cabeza cerrar».

Ta080221111-15.jpg
Lore López y Marita Baró llevan las riendas de este negocio desde hace trece años.

El bar Baró ofrece una amplia selección gastronómica. Desde cafés, bollería y zumo de naranja natural, a una variedad de bocadillos importante y un plato del día que va cambiando, aunque los lunes es un fijo el tumbet con lomo y huevos fritos. Lo incorporaron al abrir y se ha convertido en un imprescindible para empezar la semana.

Cocina casera, local y donde nada se congela son sus señas de identidad. «En esta época hemos bajado un poco los precios, a pesar del gasto que estamos realizando en los envases para llevar, porque entendemos que hay mucha gente que está pasando muchas dificultades», comenta Marita. En la parte trasera del bar tienen un espacio para una terraza, que están deseando volver a abrir en cuanto la situación lo permita. «Los clientes, a los que estamos muy agradecidos porque están respondiendo muy bien, nos preguntan cada día cuándo se podrá abrir, pero claro, nosotras no lo sabemos».

Ta080221111-18.jpg
En la parte trasera del local también sirven.

Cada día, de lunes a sábado, entre las 7 de la mañana y las cinco de la tarde, el Baró está abierto y ofrece un servicio de recogida en local y de entrega a domicilio. «Bueno, a domicilio y a bancos, lugares de trabajo...». Todo por el cliente.

Una de las mejores tortillas

El Baró es muy conocido por su tumbet de los lunes, pero no es menos apreciada la tortilla de patatas que prepara cada mañana Lore López. Los clientes la ‘devoran’ tanto en pincho como en bocadillo, y Marita y Lore están deseando que, en cuanto se pueda, se disfrute en la terraza o en el interior.

Ta080221111-17.jpg