La moda de los tatuajes invisibles

| Madrid |

Valorar:

Si quieres destacar entre la multitud o, por el contrario, mantener la pasión que sientes por los tatuajes en secreto, debes empezar a considerar los tatuajes UV.

Aunque hace ya años que existen, este tipo de diseños, también conocidos como tatuajes de luz negra, han ganado popularidad tanto entre los asistentes a discotecas, fiestas o clubes que desean llamar la atención, como entre aquellos que, cansados de la tradicional tinta, quieren optar a un diseño que destaque.

Además, existe una tercera categoría de personas que aman los tatuajes. Son aquellos que prefieren esconder su pasión por la tinta para solo mostrarla cuando los diseños sean realmente espectaculares.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de UV tattoos (@uvtattoos) el

Sin embargo, hay ciertos elementos a tener en cuenta acerca de este tipo de tatuajes tan peculiares. En primer lugar, pese al error popular, los tatuajes UV no brillan por sí mismos en la oscuridad sino que, para ello, necesitan luz ultravioleta. Por tanto, si solo buscar ser visible en la oscuridad, tendrás que buscar otra forma de conseguirlo.

Además, la tinta que se emplea en los tatuajes UV es más fina que la utilizada en los tatuajes normales, por lo que es imprescindible que el artista que se encargue de hacernos este tatuaje tenga una amplia experiencia en la realización de estos diseños pues, si no es así, podemos terminar algo horrendo en nuestro cuerpo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de ERROR | 5:36am (@5.36error) el

Por otra parte, hay que saber que los tatuajes invisibles no son realmente tan invisibles, al menos durante los dos primeros años. Tiene que pasar tiempo hasta que la piel tatuada vuelve a broncearse, volviendo las líneas imperceptibles por completo.

Debemos saber, también, que la tinta de este tipo de tatuajes contiene fósforo, por lo que hay quien apunta que una dosis elevada puede ser perjudicial, causando graves problemas de salud. Sin embargo, los artistas que trabajan con este material no han observado estos efectos aún.

"Solo he visto a una de cada 25 personas tener una mala reacción. Tenían algunas cicatrices e irritación, y pérdida de brillo", explicó la tatuadora Samantha Ceora a Inked. "Creo que se debió a mi condición de aficionada en ese momento y a la marca de la tinta. Además, la persona tenía muchas alergias y cosas al azar".

Teniendo en cuenta la pérdida de brillo, es importante resaltar que los tatuajes invisibles pueden durar hasta cinco años, algo que varía en función de la piel de cada persona. Es imprescindible cuidarlos para tratar de que la tinta dure el mayor tiempo posible.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de UV tattoos (@uvtattoos) el

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.