Infusiones de olivo

|

Valorar:
Katja Wöhr, durante la recogida de las hojas, que se realiza entre diciembre y abril, y durante un par de semanas en septiembre.

Katja Wöhr, durante la recogida de las hojas, que se realiza entre diciembre y abril, y durante un par de semanas en septiembre.

Pär Olsson

Del olivo se aprovecha su fruto, la aceituna, para elaborar aceite. El tronco e incluso las raíces son también muy apreciados en el mundo de la decoración y su madera es una de la más codiciadas para la elaboración de mesas y otros elementos del mobiliario y decorativos. Hasta ahora, las hojas eran el único componente al que no se le encontraba utilidad, por lo menos en Mallorca

Un día, mientras Kate John andaba por la Serra de Tramuntana, se fijó en que en una finca se recogía la aceituna. Preguntó a su socia, Katja Wöhr, qué se hacía con la hojas. Ésta le contestó que se tiraban y Kate John recordó que en Australia, donde había vivido unos años, se utilizaban las hojas como infusión.

Proceso

La idea entusiasmó a Katja Wöhr, que empezó a darle vueltas al asunto. En octubre del pasado año comenzaron a recoger las hojas de olivo en la finca de Son Moragues, en Valldemossa. «Este trabajo se realiza entre diciembre y abril y durante un par de semanas de septiembre», explica Katja. Las hojas se deshidratan en un horno, que utiliza como combustible cáscaras de almendra, en Especias Crespí y luego se llevan al obrador de Son Moragues donde se realizan las mezclas con productos ecológicos como cáscara de limón, hierbabuena, hierbaluisa, lavanda o flor de azahar, entre otras.

Además, cada una de las cuatro infusiones, Mar, Montaña, Cielo y Tierra, tiene aceites destilados por Joan Cànaves de las plantas salvajes que recoge por la Serra de Tramuntana.

La hoja del olivo es también conocida como símbolo de poder celestial. Las culturas ancestrales eran ya conscientes de lo que hoy en día descubre la ciencia: la hoja de olivo tienen beneficios extraordinarios para la salud. El fenol Oleuropeina es uno de los principales compuestos activos que contiene la hoja de olivo, responsable de dichos beneficios. Son conocidas, sobre todo, por disminuir la tensión arterial. Sin embargo, estudios recientes revelan que también funcionan como grandes antioxidantes, además de fortalecer el sistema inmune y combatir virus y bacterias no deseadas.

Las bolsas ‘Mar’ cuentan con un 60 por ciento de hoja de olivo. Este porcentaje se incrementa al 70, 80 y 100% en las de ‘Montaña’ ‘Cel’ y ‘Tierra’, respectivamente. «Unas son más calmantes y otras más energizantes», señala Katja Wöhr.

La firma Dos Alquemistas también ha elaborado un olive latte: «Se trata de nuestra innovadora versión del matcha latte japonés. Es una bebida deliciosa y vigorizante. Un verdadero chute de energía y salud», explica Katja. El sabor amargo natural de las hojas de olivo se realza al mezclarlas con cacao puro, azúcar de flor de coco, canela, cardamomo y un toque de pimienta picante autóctona.

La clave para conseguir un olive latte perfecto es batir dos cucharaditas con un poco de agua caliente y añadir leche o la bebida vegetal favorita espumada. «A mí me encanta tomarlo con leche de almendras de Mallorca. ¡Una delicia! Pero también hay quien la toma directamente sobre su ensalada», dice Katja.

Dos Alquemistas lograron el certificado de ecológico dos semanas antes del confinamiento, lo que les ha frenado su puesta en marcha, aunque se puede adquirir en diversas tiendas de productos naturales de Mallorca.

Palma 12:00 horas.
Los cuatro tipos de infusiones junto con las dos variedades de ‘olive latte’, con gran valor nutritivo.

De la ‘reina de la sal’ al olivo

Katja Köhr tuvo en los inicios del siglo XXI la genial idea de comercializar la flor de sal, creada con la combinación óptima de mucho sol, poca humedad y una determinada dirección del viento. El éxito fue tan grande y el trabajo que realizó fue tan ingente –«durante muchos años no tuve vacaciones», asegura–, que le hizo mella en su salud. En 2011 decidió vender su idea a una madre holandesa como regalo por el 21 aniversario de su hijo. Ahora Flor de Sal cuenta con un nuevo propietario y su anterior dueño, antes de llegar a los 30 años, obtuvo pingües beneficios por la venta.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Mensomanat
Hace 7 meses

Al menos la señora tiene la iniciativa que nos falta a muchos mallorquines. I ja sé que ses bollidures de fulles d'olivera són més velles que s'anar a peu. Però mira per on!. Ah! y un diez para Joan Cànaves.

Valoración:1menosmas

Bob esponja
Hace 7 meses

Esta mujer ya no sabe qué hacer. Es la reina del marketing. Ahora conseguirá vender las hojas de olivo a los alemanes a precio de oro cuando aquí toda la vida las hemos tomado en infusión.

Valoración:3menosmas

kustudic
Hace 7 meses

Desde la antigüedad se han usado las hojas del olivo , en infusiones por ser hipotensoras.

Valoración:10menosmas

Blavet
Hace 7 meses

Mumareta ja en feia d'infusions d'aquestes quan notava que tenia sa sang alta, deia ella. No importa vengui ara gent de fora a descobrir-nos remeis que ja sabem de fa estona.

Valoración:32menosmas

Miquelet
Hace 7 meses

Pronto nos diran que son buenas para el Covid o con ellas harán una vacuna

Valoración:9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1