Piscinas hinchables, ¿cómo utilizarlas con seguridad y mantener el agua en condiciones?

| Madrid |

Valorar:
preload

La situación por el coronavirus ha hecho que la demanda de piscinas hinchables haya aumentado este año. El sector de este tipo de piscinas ha notado un incremento notable en las ventas que se dispararon a principios del verano y es que soportar las altas temperaturas desde la seguridad del hogar es una alternativa atractiva para evitar las aglomeraciones en las playas o ríos.

Sin embargo, las piscinas hinchables no están exentas de riesgos y conviene saber cómo utilizarlas con seguridad y cómo mantener el agua en buenas condiciones para que se puedan usar sin problemas. Para ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) nos brinda algunos consejos.

Los niños más pequeños pueden no dar pie en la piscina y, aunque sepan ya nadar, los flotadores y manguitos son elementos indispensables dentro de estas piscinas hinchables. De hecho, la OCU advierte que, si es necesario, los niños pueden utilizar chalecos para evitar cualquier posible ahogamiento.

¿Un ahogamiento en una piscina hinchable? Esto es más común de lo que pueda parecer. Tan solo el año pasado se produjeron 20 ahogamientos en piscinas hinchables. Además, un informe de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CSPS) reveló que el 6% de estos ahogamientos correspondían a niños menores de cinco años.

El hecho de que los niños lleven manguitos, incluso un chaleco salvavidas no significa que se pueda bajar la guardia. En todo momento, las personas que estén con ellos deben vigilarlos constantemente y no perderlos nunca de vista. Pues puede que se les salga un manguito, que se quiten el chaleco o que adopten una posición que favorezca el ahogamiento.

Además, la OCU llama la atención sobre la importancia que tiene evitar juegos peligrosos como tirarse a la piscina desde un lugar elevado o del que se pueda resbalar, incluso lanzarse a ella tras una carrera. Se deben extremar las precauciones, sobre todo, con los niños más pequeños.

Finalmente, el agua de las piscinas hinchables tiende a ensuciarse con mucha facilidad, por lo que es importante seguir unas normas mínimas de higiene para que el agua esté siempre en buenas condiciones. Limpiar las paredes y el fondo con frecuencia, limpiarse los pies antes de entrar, ducharse y mantener la comida lejos de las piscinas es fundamental para lograrlo.

Asimismo, es importante que no haya vasos de cristal cerca y que los niños no entren en la piscina con ellos. Si estos se caen y se rompen se pueden cortar con los trozos, por lo tanto, toda precaución es poca cuando hablamos de las piscinas hinchables que podemos colocar en nuestros hogares para disfrutar del verano.

Estas son algunas recomendaciones para que los niños puedan utilizar las piscinas hinchables con total seguridad. Recordemos que los chalecos o flotadores, que no haya vasos de cristal cerca, así como tener a los más pequeños vigilados es indispensable. Son muchos los niños que se ahogan cada año en estas piscinas. Por lo tanto, ante todo precaución.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.