No dejarán la vieja cárcel de Palma si Cort nos les encuentra «un techo digno»

| Palma |

Valorar:

Algunas de las personas que viven en la vieja cárcel de Palma explican sus experiencias.

Click

En la cárcel vieja de Palma vivirán unas cincuenta personas, puede que más. Entre ellas, tal vez la mitad, y siempre que el coronavirus lo permita –porque durante el confinamiento no han podido– se buscan la vida, ya bien a través de la venta de chatarra, ya bien gracias a trabajos ocasionales, mientras que unos pocos viven con la paga que perciben –desde luego, de poco dinero; tan poco que no les da para el alquiler de una habitación y afrontar pagos de comida y ropa–.

Son personas que ni beben, ni se drogan, sino que pretenden sobrevivir honradamente.

El rumor...

Alguien les ha dicho que Cort va a reconvertir el viejo establecimiento penitenciario en un centro cultural, por lo cual se tendrán que buscar un techo bajo el que cobijarse. Que se tendrán que ir de allí, vamos. Pero ellos dicen que «de eso, ni hablar». Que no se van. Que ahí, aunque mal, sobreviven. «Aparte de que no tenemos adónde ir», nos dice Olga, que se erige en portavoz del grupo formado por una decena de personas, que habitan lo que fueron dependencias de los funcionarios, además de un viejo almacén, que han revestido con muebles que encontraron en ellas, o en la calle, lo que significa que viven con lo mínimo e indispensable: una cama, una mesa, cuatro sillas, una palangana donde lavarse con el agua que traen en garrafas de un fuente cercana, un infiernillo donde calientan la comida que les lleva Cruz Roja, Médicos del Mundo, Tardor, a donde también pueden ir a comer, y algunos particulares… Para hacer más, al principio de la pandemia limpiaron el entorno de donde viven, amontonando la basura, a la espera de que EMAYA les mande unas bolsas donde meterla y dejarla en la puerta para que pasen a recogerla.

Este deseo, en su nombre, lo publicamos en esta página repetidas veces a lo largo de los últimos meses, pero no les han hecho caso, pues la basura sigue donde estaba, convertida en refugio de ratas, grandes como gatos, y en un foco de infección. «Somos pobres –nos dice Toni Aguado, uno de los que allí viven, señalando la basura–, pero merecemos que nos quiten esto. Si nos traen bolsas, las llenaremos y las dejaremos fuera, para que las recojan y se las lleven. Pero… ¡es que ya no sabemos cómo pedírselo!».

«No tenemos adónde ir»

Volviendo a Olga, que confiesa que vive en este lugar con su pareja desde hace casi dos años, nos dice que «de aquí me tendrán que sacar a palos. Porque si me dicen que me vaya, pero no me facilitan un techo donde meterme, como han hecho con otros, soy capaz hasta de encadenarme. Me parece muy bien que el ayuntamiento quiera convertir esto en un centro cultural, pero a ver qué va a hacer con nosotros. Que si vivimos aquí es porque no tenemos otro sitio a dónde ir, aparte de que tampoco tenemos recursos. Y creo que, como yo, piensan los demás. ¿A dónde vamos? Porque nosotros vivimos –se refiere a su compañero y a ella– de una ayuda de 390 euros que recibe mi pareja por enfermedad, más otra que recibo yo por haber sido maltratada, pero que ahora, en agosto, se me acaba y… Pues como le digo, aparte del apoyo que tenemos de quienes les he dicho, por aquí no han pasado ni los Servicios Sociales, ni representantes de entidades oficiales para ayudarnos, o para preguntarnos. Solo ha venido la policía para que nos identificáramos insinuándonos que nos tendremos que ir de aquí, porque quieren reformar esto».

«Haré lo que hagan los demás»

De la misma opinión es Rebeca Garriga Cortés, que vive desde hace tres años en una pequeña dependencia, junto a la entrada principal, en la que apenas cabe una cama. «Vivimos aquí porque no tenemos trabajo ni dinero para pagarnos una habitación. Y para vivir en la calle, vivimos aquí, donde al menos tenemos un techo. ¡Y que no nos manden a Ca l’Ardiaca! –dice–. Que ese sitio lo conocemos, y en él no se puede estar, sobre todo por según qué gente hay».

Rebeca carece de ingresos, «vivimos de la comida que nos traen Cruz Roja y Médicos del Mundo, pero no sé si eso se va a acabar». En cuanto a qué va hacer si les dicen que se tiene que ir de ahí, «pues haré lo que mis compañeros, si es necesario atarme para que no me echen». Pues que tome nota quien corresponda. Los moradores de la cárcel vieja no lo van a poner fácil si los quieren echar de ella. Se irán sin ninguna objeción siempre que les facilitan otro lugar donde vivir, como han hecho –dicen– «con la gente de Son Banya, que les han dado una casa».

Y es que si no se quieren ir es porque no tienen dinero, ni saben cómo conseguirlo, y el que lo tiene –muy pocos– es un ingreso tan escueto que no le alcanza para alquilar una habitación.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 6

Miquel-Ciutat
Hace 3 meses

Miles de familias pasándolas canutas, dentro de la legalidad, para pagar sus hipotecas o alquileres.... Mientra los de Son Banya y los Okupas, en la nueva alegalidad progresista, pasan por delante de toda la ciudadanía... Es una vergonzosa gestión del esperpento de casta politica q padecemos, PPSOE y deMEs, si hace una década se hubiesen puesto a construir miles de VPO en alquiler; el infierno de acceder a una vivienda digna, pasándose por el forro un derecho constitucional, no seria un problema para la ciudadanía de a pie. Hasta el innombrable caudillo construyo miles de VPO; que para colmo nuestros amados lideres han abandonado y están en ruina cayéndose a pedazos. Au ido: No os dejéis engañar por la partitocracia de casta poltica; cada Alt@ CargA deMES, o cada chiringuito político, en una legislatura nos cuesta lo mismo q cientos de ayudas al alquiler o que la construcción de 2 VPO... Multiplica x 400.000 Alt@s Cargas; viviríamos todos en un casoplon publico como el de Galapagar,..

Valoración:5menosmas

Al facha
Hace 3 meses

Ya que eres un buen español y un empresario,¿por qué no les das trabajo y te preocupas de ellos y como siempre dices que eres tan buen español te los llevas a vivir a tu chalet y a tus siete casas que tienes vacias,a no,no son los mios, los mios viven en unos supers chalets y no quieren ver a los muy pobres cerca de sus casas les estorban,no todos sois iguales,hay muy buenos empresarios,solo va dirigido a ti y a los que piensan como tu.

Valoración:-1menosmas

Yo
Hace 3 meses

Sin radicalismos. La constitución española dice que todo español tiene derecho a una vivienda digna. Por tanto, no han tomado la cárcel? Se comprueba su dni, nacionalidad española, te quedas, otra o sin documentación? Deportado. Fácil. Pero la cárcel está sin usar, ellos le dan un uso, constitución cumplida y todos amigos. Que para todo lo demás nos aceleramos a citar la constitución.

Valoración:2menosmas

carcelero
Hace 3 meses

Lo que viene siendo un "dame pan y dime tonto". Si los tontos somos los demás, aquí uno pagando 650€ de alquiler por una mierda de piso y trabajando como un tonto para que luego vengan estos a exigir casa y comida gratis, que encima cuando se las dan las destrozan en dos años. Son como el caballo de Atila, por donde pasan lo degradan y destrozan todo.

SINVERGÜENZAS

Valoración:10menosmas

@olga
Hace 3 meses

No se que enfermedad tendrás, pero sea la que sea, espero que mejores. También te digo, que si estás en situación regular y realmente tienes esa incapacidad, el estado te proporciona una pensión. Si no la tienes concedida, por algo será. Yo tengo problemas cervicales y dolores diarios de espalda, y cada día me tiro 10 horas sentado en una oficina( te puede parecer muy cómodo, pero en mi situación, te digo que el día se me hace largo) y todo ello para ganar 1000 euros al mes y pagar mi hipoteca, impuestos, tasas, etc. La táctica de dar pena, no sirve.

Valoración:11menosmas

vecino
Hace 3 meses

Venga ajuntament, una paguita de 1000 euros, más renta minima y una casa en propiedad. Que ya me levanto yo a las 5 cada día para pagar mis impuestos y no recibir ayuda ( aún espero el cobro del erte).

Valoración:8menosmas

Chin Lu
Hace 3 meses

Quiero una vivienda digna... Si, pero están ahí y les da igual vivir en el estercolero que han convertido ese lugar, porque ir hasta el contenedor es trabajo. No entiendo lo de que nos mantenemos con el sueldo de mi marido y la paga de mujer maltratada, me pareced incongruente ¿vive con su maltratador y coge una paga?. Si yo o mucha gente no podemos cargar la tarjeta ciudadana, vamos andando, que es muy sano, y si no puedo tener un móvil, no lo tengo. Y luego lo de los hijos ¿Cuánto se ha esforzado para sacarlos adelante?. Porque mi madre hacía más horas que un sereno, limpiando escaleras, oficinas, una hora en cada sitio, y andando de un lado para otro, y nos sacó a 4 niños pequeños adelante. Es muy fácil pedir y exigir, y amenazar, que de eso saben un rato largo, pero trabajar, que lo hagan los pringaos.

Valoración:6menosmas

Trabajadora
Hace 3 meses

No tienen nada? A trabajar como lo hacemos todos los demás y verás como si tienes! CLaro, como fastidia tener que levantarse pronto, cumplir horarios...! ESte es el grave problema de la "caridad" mal entendida: empèzamos por la "paguita", como le dicen, y ya quien miueve un dedo para ganarse ese dinero, si se lo han dado antes gratis? Paga significa que TE PAGAN POR UN TRABAJO QUE HAS REALIZADO. Por lo que si quieren dignificar a estas personas, a cambio de la paga ha de exigirse que presten un trabajo. No hay parques, polideportivos que limpiar?

Valoración:18menosmas

Chin Lu
Hace 3 meses

Son Banya, carcel antigüa... mucho pedir derechos, dinero, casa... pero de cumplir normas y demás, nada de nada.

Valoración:17menosmas

jo
Hace 3 meses

a la carcel nueva que hay mas comodidades y comida gratis

Valoración:12menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 6