Pandemia de coronavirus

Ganas de salir a tomar algo

| Palma |

Valorar:
preload
Claudia y Agustina nos comentaron que cada día que pasa se respetan más las medidas de seguridad.

Claudia y Agustina nos comentaron que cada día que pasa se respetan más las medidas de seguridad.

19-05-2020Click

Posiblemente, Blanquerna se encuentre entre las calles con mayor número de terrazas de Palma. Terrazas de bares y restaurantes, que a partir de la pasada semana, en que entramos en la fase 1, se vieron muy concurridas. Y salvo el primer día –en algunas, que no en todas–, en que algunos no cumplieron las normas sanitarias – ausencia de guantes, mascarillas y, sobre todo, distancia de dos metros entre las mesas–, ahora sí, sobre todo se cumple con la distancia, cosa que pudimos comprobar, dándonos una vuelta por allí y hablando con algunos de los que ocupaban sus mesas. Juan Cerdá Matas se está tomando un café con leche en el Bom Bom. Nos dice que ha estado confinado desde el 22 de febrero hasta el pasado jueves, debido a una lesión que se produjo en su brazo derecho.

«Pero lo he llevado bien. ¿Que cómo lo he visto? Pues he visto alguna barbaridad en cuanto a la gente. Yo, aunque ahora no lleve mascarilla, procuro mantener la distancia».

La camarera del bar, Alessia, nos comenta que «la gente se ve que tenía muchas ganas de salir, lo cual es bueno para nosotros, pues nos da trabajo. Nosotros procuramos que se cumplan todas las normas: desinfectamos el lugar, por lo que no dejamos que nadie se siente sin antes haberlo hecho. En cuanto a las sillas y mesas, están a la distancia reglamentaria…».

Elena y Marcos están tomándose un refresco con sus hijos, Marcos y Daniel. Como otros padres, «salimos a la calle por primera vez cuando dejaron salir a los niños». Para ellos, lo más importante «es mantener la distancia» y, lo más complicado, «los niños, en el sentido de que todo se va normalizando menos lo de ellos, el colegio, al que por lo visto no van a volver este curso, lo cual va a suponer un problema para los padres que trabajen».

Lucía y Paquita suelen salir cada día a dar una vuelta, de 11.00 a 12.00 y de 19.00 a 20.00 horas. «¿Cómo lo vemos? Pues que si hay desorden en las terrazas, la policía debe de multar al dueño del bar por permitirlo». Por otra parte, y en cuanto a las normas que da el Gobierno para contener la epidemia, quisieran saber «quiénes son los expertos que le asesoran».

Por último, abordamos a dos amigas, Claudia y Agustina, «pues por lo que vemos, cada día se respetan más las medidas de seguridad. Creemos que en ello influye bastante en que los responsables de las terrazas se lo dicen a la gente que se sienta en ellas, de ahí que, en plan general, nos estamos concienciando de ellos cada vez más».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Una más
Hace 6 días

Ignorancia sobre el verdadero alcance de esta enfermedad. Las estancias en UCI y en planta y la recuperación en casa son largas y penosas (se llega a los cincuenta días). Desconocimiento de las severas secuelas que puede dejar en varios órganos: trombos circulatorios, fibrosis pulmonar, daños neurológicos...

Valoración:menosmas

il_catolico
Hace 6 días

La cervecita lo primero, luego si me infecto...a salir a aplaudir a los sanitarios...

Valoración:6menosmas

afb
Hace 6 días

Quizás sea porque no frecuento los bares, pero hay otras formas de encontrarse los amigos sin gastar ni un euro, como pasear por el campo. Por desgracia, la gente que vive en ciudades como Palma lo tiene difícil.

Valoración:6menosmas

Carles
Hace 7 días

Peatonalizar Blanquerna ha sido un éxito total.

Valoración:-1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1