Pandemia de coronavirus

Koldo Royo: «Las porquerías que echamos a la tierra nos las comemos después»

| Palma |

Valorar:
preload
Imagen de archivo del cocinero Koldo Royo.

Imagen de archivo del cocinero Koldo Royo.

Click

Koldo Royo (San Sebastián, 1958), amante de la hostelería desde su niñez, comenzó en la profesión en una de las más tradicionales casas de tapas de San Sebastián, el Antonio Bar, propiedad de su padre, Antonio Royo. Se formó con grandes profesionales del sector en San Sebastián como Juan Mari Arzak y Casa Nicolasa.

A Koldo Royo le gusta comunicar, compartir, aprender y enseñar. Estrella Michelín cuando estaba en el restaurante Porto Pi, abrió su propio establecimiento, el restaurante Koldo Royo, en 1989 con gran éxito. Pero siempre ha sido un revolucionario de los fogones e iniciativas, siendo pionero en 2013 en el Food Truck. Otro de sus grandes éxitos es la web afuegolento.com, en la que lleva 25 años, con más de 180.000 usuarios y contando con la colaboración de grandes profesionales y amateurs de la cocina. Hombre siempre positivo y derrochando energía, Koldo Royo nos desvela cómo es su día a día de confinamiento y reflexiona sobre lo que ha ocurrido con el virus.

Ha vivido grandes momentos y, también, otros muy difíciles. ¿Cómo se enfrenta a este?
— Pues verás, me siento afortunado, pero a la vez estoy triste por la situación de muchos compañeros y compañeras. En este momento tenemos que ser positivos y aprovechar, quienes tienen familia, para disfrutar de ello. Yo me he hecho mi rutina de levantarme pronto, camino por casa e incluso hago gimnasia llenando botellas y garrafas de agua y convirtiéndolas en pesas. Dos o tres días a la semana hago recetas divertidas y las cuelgo en las redes. Hablo mucho con compañeros de todo el mundo. Estoy poniendo todo en orden e incluso se me hace el día corto.

Hace poco estuvo en China...
— Sí, estuve en varias regiones cercanas a Pekín, con mi amigo Ye, y asistimos a distintas escuelas de hostelería con las que teníamos previsto hacer intercambios y muchos planes. Cuando salgamos de esto va a haber una actividad diferente, pero no hay que tener miedo. Nos tienen que pasar cosas como esta para que nos demos cuenta de muchas cosas. Creo que esta situación va a sacar lo mejor de nosotros.

¿Cree que la situación fue debida al consumo del pangolín?
— No me he parado a preguntar de dónde viene el origen. También dicen que puede venir del murciélago. Un pangolín bien guisado es como comer un cocido o estofado. Yo no he comido pangolín, serpientes, murciélagos ni insectos. La alimentación es muy diferente en la tierra. En España se cocinan los caracoles o la rata de agua en la Rioja y en Navarra. Y en Mallorca guisamos la anguila grande, que sería una serpiente de agua, dentro del paralelismo. Mi teoría es que comemos tantas porquerías que nos lo hemos ganado a pulso. Somos una generación de mal educados que hemos perdido muchos valores y este confinamiento nos ayudará a recuperar esos valores perdidos.

¿Qué papel juega la cocina en todo esto?
— A nivel empresarial, al igual que yo, ahora mismo, no se factura nada. Pero no es buena idea quedarse en la cama o en el sofá lamiéndose las heridas. Hay que tener paciencia y estar atentos en cuanto se levante el estado de alarma. La cocina es una excelente excusa para evadirse del problema.

¿Qué propone cocinar estos días de confinamiento?
— Lo que la gente quiera, pero que no sea monótono e incluso apostar por las recetas tradicionales. Ese arròs brut, las sopes mallorquines, un buen tumbet, merluza, etc. pero sí hago mucho hincapié en que acudamos a las tiendas y mercados de proximidad. Hay muchos puestos y pequeñas tiendas que están ofreciendo un servicio a domicilio. Es el momento de apoyar a esos pequeños empresarios, tan fundamentales en nuestro día a día.

Hace 25 años abrió su página web afuegolento.com, ¿qué podemos encontrar?
— Desde los inicios a los tiempos actuales hay una gran evolución y adaptación a cada momento. Hemos podido consolidar miles de seguidores, estos días superamos los 180.000 usuarios. Animo a entrar y ver recetas de amigos y cocineros prestigiosos. Consejos de profesionales, descubrir excelentes productos, establecimientos, etc.

¿Qué es lo primero que hará cuando termine todo esto?
— Salir a ver a todos los amigos, darles un gran abrazo y animarles a seguir adelante. Hay que ser optimista en los tiempos complicados y pensar que será un momento de oportunidades.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Rossi
Hace 6 meses

¡¡¡ YA , PERO UNOS MAS QUE OTROS !!! . . . las echamos y nos las comemos y . . . las volvemos a echar y . . . vaya un futuro nos estás planteando.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1