Brote de coronavirus

El reto de los 14 días para hacer pequeños huertos en casa durante el confinamiento

| Palma |

Valorar:
preload
Sandra Christiansen, de Edeen, con el arsenal de utensilios para el huerto.

Sandra Christiansen, de Edeen, con el arsenal de utensilios para el huerto.

24-03-2020Edeen

Las familias llevan ya diez días de encierro doméstico por el coronavirus, con los niños, con los adolescentes e incluso parejas solas y todo tipo de unidades familiares. Es el momento de agudizar el ingenio para crear nuevas formas de entretenimiento que, si además dan un fruto, pues mejor que mejor. La orden de confinamiento llevó hace unos días al espacio natural y centro de jardinería Edeen a preguntarse cómo podían ellos colaborar para hacer más llevadera y agradable esta situación. Por ello, decidieron buscar actividades entretenidas y agradecidas relacionadas con la jardinería y la naturaleza, para que todas las familias, desde los peques hasta los adultos, pudieran llevar a cabo desde casa, simplemente con las herramientas y objetos que se encuentran en cualquier hogar.

Surgió así el reto de los 14 días: crea tu jardín urbano con lo que tienes en casa. A partir de ahí Sandra Christiansen, de Edeen, explica que «creamos una campaña en Instagram para, que a través del story, lanzar una nueva idea cada día. Como hay gente que todavía no tiene Instagram o no sabe utilizar muy bien los stories creamos también un evento en Facebook para que también pudiera llegar la iniciativa a más gente, aunque no fueran seguidores de nuestras redes sociales. Todos los amigos de Edeen pueden invitar a sus amigos a unirse al evento».

Una gran acogida

La respuesta de la gente no se ha hecho esperar y la divertida iniciativa de Edeen ha tenido muy buena acogida, amplificada por las redes sociales. «Muchas mamás nos dan las gracias porque esta experiencia les está sirviendo para pasar tiempo de calidad con sus hijos creando naturaleza y enseñándoles a plantar –explica Sandra–. Les llena de ilusión porque cada día riegan las pequeñas plantaciones, las cuidan, ven nacer poco a poco pequeños brotes que van creciendo».

Se trata de una experiencia que muchos niños conocían ya desde el colegio, pero ahora que se ven confinados entre cuatro paredes y tienen mucho más tiempo para pasar en familia, retoman con redoblada alegría, porque les supone una conexión con el mundo natural a la par que un buen rato de entretenimiento. «Ahora estamos en el inicio de la experiencia, pero dentro de dos semanas, cuando todavía permaneceremos encerrados en casa, será cuando podamos ver realmente cómo una nueva vida se abre paso en nuestro huerto urbano», asegura la responsable de comunicación de Edeen, que añade que «es una acción que tiene una parte metafórica también. Y es que la naturaleza siempre encuentra una forma de sobrevivir y seguir creciendo y, aunque parezca que una verdura y una fruta ya consumidas no tienen otro destino que el cubo de la basura, no es cierto, se pueden replantar y darles una segunda vida. Estas criaturas vegetales volverán a nacer, dándonos una lección de esperanza y renovación».

Lo más curioso es que los métodos para tener éxito con este mini-huerto doméstico son muy sencillos y están al alcance de todas las personas, por muy patosas que sean con las plantas. Desde Edeen quieren «agradecer a todos los que lo están poniendo en práctica y que nos envían fotos porque nos hacen sentir acompañados. Nuestro mensaje es de positividad, siempre creceremos y nos haremos más fuertes, como nuestro mini-huerto».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.