El yate Class 55, una nueva generación

| Palma |

Valorar:
preload
El yate Class 55.

El yate Class 55.

Iván Salas Jefferson Iddes Yatchs

El palmesano Iván Salas Jefferson, ingeniero naval, diseñador, y fundador de la empresa mallorquina Iddes Yachts, ideó con su equipo hace unos meses HOP, un espectacular yate de 120 metros donde prima el diseño y la sostenibilidad. En 2019 fue finalista en los premios The International Yacht & Aviation Awards 2019 y este año ha conseguido el premio German Design Awards – Winner of 2020, que identifica y presenta tendencias de diseño únicas. «Haber ganado el GDA refuerza en gran manera la calidad y conocimientos que englobamos en Iddes Yachts. El jurado se compone de un equipo reconocido a nivel internacional en el diseño y la arquitectura, por lo que este premio demuestra que el estudio y nuestros proyectos superan las expectativas a nivel internacional», afirma Iván.

Iddes Yatchs se enfrenta este año a otro reto, igual de ambicioso que el anterior. Su nuevo proyecto Class 55 ha sido nominado en la edición de este año de los premios International Yacht 2020, en la categoría ‘Concept Over 40 meters’, cuyos ganadores se darán a conocer en Venecia el próximo mes de mayo. Se trata de un diseño de 55 metros, con todo lo imaginable, pero huyendo de lo ostentoso. «El Class 55 es nuestra apuesta hacia un cambio que empieza a tomar forma en la industria y que queremos impulsar. No hemos buscado el camino fácil de aumentar la eslora para introducir elementos imprescindibles y, con ello, aumentar el coste y reducir la accesibilidad del yate en marinas o zonas geográficas más reservadas. Al contrario, mantenemos estos beneficios de una eslora razonable ofreciendo todo lo que un yate de una eslora mucho más superior pueda ofrecer, ¡incluso más!», añade.

Iddes Yachts ha definido y desarrollado cuidadosamente The Class 55 como la plataforma definitiva para embarcarse en cualquier expedición o aventura. Su gran helipuerto se puede utilizar para transportar vehículos anfibios que permiten el acceso a las áreas más remotas, o como zona polivalente para el uso de otros elementos indispensables en algunas expediciones. También incluye la posibilidad de contar con un centro de medios y comunicaciones en la popa de la embarcación para mantenerse en plena conectividad en tiempo real con el mundo. Es un híbrido que toma los elementos más importantes de construcción, operaciones y diseño de yates; y elimina todos los aspectos no son esenciales para la visión de su propósito.

«El Class 55 está pensado para un nuevo grupo de clientes que dan prioridad a la navegación ilimitada, que busca reconectar con la naturaleza y estar en fácil conexión con el resto del mundo. El precio puede variar mucho dependiendo de los requisitos finales del cliente (ronda entre 30 millones de euros) . Nosotros apostamos por aumentar la seguridad, ofrecer más volumen interior y mejorar los requisitos de las sociedades de clasificación para que permitan la navegación global ilimitada. Se trata de que un futuro cliente no se sienta incapaz de poder realizar cualquier tipo de viaje o expedición con su yate. Al final del día, cuando alguien invierte esta cantidad de capital en la construcción de un yate así, busca, mayormente, maximizar su inversión con más espacio y prestaciones».

Según señala Iván, esta nueva nominación representa un gran reconocimiento internacional. «Nos hace destacar entre algunos de los mejores estudios del mundo y, para Mallorca, refuerza el gran conocimiento que tenemos sobre la náutica y la construcción de yates pero, ante todo, nos muestra a nivel internacional como un posible epicentro de diseño e ingeniería para el desarrollo de grandes proyectos con una base de sabiduría que acumula décadas de experiencia estudiando las ventajas y desventajas en primera mano cuando los yates están en plena vida operacional en las Islas».

El estudio no deja de proyectar y de crecer. «A corto plazo estamos trabajando en varios proyectos para clientes en las grandes esloras, pero a nivel interno ya estamos muy avanzados con lo que se convertirá en nuestra plataforma semi-custom de yate de vela, un yate que sigue los pasos del Class 55 y ofrece la innovación más avanzada de la navegación a vela».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Es conco en Simó
Hace 8 meses

A mí se me va de presupuesto. Vamos aunque me lo regalaran no podría pagar ni el amarre, ni la gasolina, ni los marineros. Hay que ser un oligarca o un jeque o tener algún negocio al por mayor ilegal para poder permitirse esto.

Valoración:menosmas

Sensei
Hace 8 meses

Parece un remolcador...

Valoración:-1menosmas

Ale
Hace 8 meses

Será tan popular como The Titanic.

Valoración:-1menosmas

bodrio
Hace 8 meses

Arquitectónicamente es tremendamente feo. Más mal gusto, es imposible. Compararlo con otros yates de 100 metros de eslora, o más, es un pecado.

Valoración:0menosmas

motoreto
Hace 8 meses

Será la hostia y de lo más lujoso, pero es más feo que pegarle a un padre.

Valoración:-1menosmas

donpesimo
Hace 8 meses

¿Cuándo podrá adquirirse?

Valoración:2menosmas

Cachuli
Hace 8 meses

Give me two!

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1