¿Podemos evitar el contagio de verrugas en los pies de los niños?

| Palma |

Valorar:
preload
Las verrugas plantares son pequeñas lesiones cutáneas provocadas por una infección contagiosa de tipo viral, cuya aparición afecta comúnmente a los niños pequeños sin que suponga un daño grave para su salud.

Las verrugas plantares son pequeñas lesiones cutáneas provocadas por una infección contagiosa de tipo viral, cuya aparición afecta comúnmente a los niños pequeños sin que suponga un daño grave para su salud.

19-11-2019

Las verrugas plantares son pequeñas lesiones cutáneas provocadas por una infección contagiosa de tipo viral, cuya aparición afecta comúnmente a los niños pequeños sin que suponga un daño grave para su salud. El crecimiento inusual de piel en los pies de los niños es molesto y puede llegar a ser doloroso, por lo que la prevención y el tratamiento correctos son dos pilares fundamentales para garantizar el bienestar de los más pequeños.

Síntomas de las verrugas plantares en niños

Los signos y síntomas de las verrugas plantares en niños son:

• Aparición de lesión cutánea en forma de bulto pequeño y rugoso en la planta del pie, especialmente en la zona delantera y los talones.
• Formación de puntos negros en una parte engrosada del pie.
• Callosidad de aspecto plano en la zona plantar, en cuyo caso la verruga crece hacia adentro de la piel.
• Dolor al pellizcar la lesión.
• Molestias, sensibilidad o dolor al caminar.

Causas de las verrugas plantares en niños

La única causa de la formación de verrugas en los pies de los niños es el contacto directo con un virus de la familia del papiloma humano, generalmente con VPH de tipo 1 o 2. El virus puede contraerse a través del contacto piel con piel, cortes superficiales, pequeñas grietas y poros de la piel dilatados.

Los niños son ciertamente propensos a contraer verrugas plantares debido a que sus defensas naturales aún se encuentran inmaduras. Además, suelen caminar descalzos en zonas comunes como piscinas y vestuarios, generalmente, en épocas estivales.

Consejos para evitar las verrugas en los pies en niños

Para reducir el riesgo de los niños de contraer verrugas plantares, es importante impedir el acceso al cuerpo a las cepas del virus del papiloma humano teniendo presentes las siguientes recomendaciones:

• Usar calzado en lugares públicos: especialmente en zonas donde exista un ambiente cálido y húmedo, como por ejemplo gimnasios, piscinas, baños y vestuarios. Si el niño acude a natación deberá, en la medida de lo posible, usar chanclas para desplazarse por las instalaciones comunes.
• No intercambiar zapatos y calcetines con otros niños: es importante que los niños aprendan a no compartir sus prendas íntimas y su calzado con amigos y compañeros de clase, de este modo, se minimizan las posibilidades de contraer verrugas en los pies por contacto directo.
• Mantener los pies secos: debido a la proliferación del virus en zonas húmedas, es importante secar los pies después de haberlos mojado, así como impedir la hipersudoración de los mismos utilizando un calzado transpirable.
• Hidratar diariamente los pies: las grietas en los pies producidas por la sequedad excesiva son una puerta de entrada al virus del papiloma. Mantener la piel hidratada dificulta la formación de grietas y heridas disminuyendo el riesgo de formación de verrugas plantares. Es importante que la hidratación de los pies se realice antes de ir a la cama, de este modo, el niño podrá permanecer descalzo permitiendo que la piel absorba correctamente la crema sin que se produzca humedad.

Cómo tratar las verrugas plantares en niños

En muchos casos las verrugas plantares acaban desapareciendo por sí solas al cabo de los años, pues el sistema inmune termina por combatir el virus. Sin embargo, esto no sucede en todos los casos; y debido a que las verrugas producen molestias e incluso dolor, es importante aplicar un tratamiento para verrugas en los pies de los niños en los pies de los niños afectados por el virus del papiloma humano.

El tratamiento de las verrugas plantares siempre deberá ser farmacéutico, desestimando los remedios caseros cuya aplicación podría afectar a la salud dermatológica del niño.

Es recomendable que consultes con tu farmacéutico los diferentes productos para eliminar verrugas en los pies adecuadas para niños. Existen varias alternativas, un de ellas es Scholl Stop Verrugas, un tratamiento que resulta eficaz y que es fácil de aplicar para eliminar verrugas en los pies y manos de niños a partir de los 4 años. Además, puede aplicarse también en adultos, en el caso de que alguien más en casa las haya contraído también.

Independientemente del tratamiento elegido, siempre se deberán seguir las indicaciones de aplicación del fabricante para conseguir un resultado óptimo; sin olvidar que, ante la duda, consultar con un médico ayudará a obtener un diagnóstico certero de la verruga plantar.