Este jueves se ha conocido el ganador del III Concurso ‘La mejor pizza de Mallorca’. | Pere Bergas

5

El antiguo parque de bomberos Asima acogió este jueves la gran final del III Concurso La Mejor Pizza de Mallorca, un certamen impulsado por Hijos de Ramón Oliver y su distribuidora especializada en productos italianos, Il Groto, en el que participaron una docena de pizzaiolos.

El campeón y creador de la mejor pizza de Mallorca fue Davide Perniciaro, del restaurante La Bella Italia Pasta Fresca, situado en Las Maravillas, Palma, que presentó una propuesta arriesgada, algo que gustó al jurado sobremanera: una pizza cocinada con hielo, con el objeto de humedecer la masa durante la cocción, pomodoro confit, cacio (queso italiano), pimienta negra y menta molecular. «Todavía no me lo creo, no me lo creo», expresó Davide muy emocionado, «desde que soy muy joven he sido repartidor de pizza, siempre he estado en pizzerías. Es muy importante para mí, no tanto por el premio de 1.500 euros, sino por la posibilidad de participar en el campeonato mundial de Parma».

Giulio Lopolito, de la Pizzería Es Fortí, logró el segundo puesto y un premio de 750 euros. El pizzero Saverio Carducci, de la pizzería Satrigo Porto Pi, se hizo con el tercer puesto y un premio de 250 euros.

Chicho Oliver explicó el origen del certamen: «Cuando cumplimos nuestro centenario decidimos organizar distintos eventos y este, por nuestra estrecha relación con el mundo italiano, es uno de ellos. El campeón gana mucho prestigio y tiene la oportunidad de demostrar sus dotes en el campeonato mundial».

Los pizzeros dispusieron de 15 minutos para elaborar sus creaciones. La organización fue la encargada de facilitar el horno y la cámara frigorífica y los cocineros tuvieron que traer sus propios utensilios e ingredientes. Después de que todos los participantes elaborasen sus pizzas, mientras el jurado deliberaba, el campeón mundial de pizza acrobática, Danilo Pagano, ofreció una exhibición de esta curiosa disciplina, haciendo girar la masa y multiplicando su tamaño al ritmo de la versión de Volare de los Gipsy Kings. Tras el vistoso espectáculo se anunciaron los nombres de los ganadores.

Como novedad, este año las pizzas elaboradas en directo por los maestros pizzeros fueron sometidas al examen de un jurado compuesto por ocho expertos gastrónomos y profesionales de la materia.

Los pasados martes y miércoles tuvieron lugar las catas clasificatorias en las que se presentaron hasta 45 pizzerías de Mallorca de las que tan solo quedaron las 12 finalistas. Tanto en las catas como en la final, para valorar la calidad de cada pizza, se tuvieron en cuenta criterios como el sabor, la cocción, la presentación estética general, el equilibrio o la calidad de los ingredientes utilizados, o la maduración y la ligereza de la masa. El concurso estuvo muy igualado.