10

Pollença celebró este jueves una junta de seguridad local en la que los militares del aeródromo de Pollença, la Policía Local y la Guardia Civil se coordinaron para garantizar que la celebración este sábado de la boda del tenista Rafael Nadal con su novia Maria Francisca Perelló en la lujosa Fortalesa d’Albercuix no colapse los accesos a la carretera de Formentor y al Port de Pollença.

En la reunión se confirmó, tal y como adelantó Ultima Hora la semana pasada, que la mayoría de invitados (aproximadamente un 80 por ciento según algunas fuentes) accederá a La Fortalesa en autobús a través de la entrada principal del aeródromo.

Noticias de la boda de Rafa Nadal y Maria Francisca Perelló

El acceso secundario de la base, que habitualmente utiliza la propiedad de la Fortalesa y está situado en una curva cerrada de la carretera de Formentor, ha servido ya estos días previos como punto logístico para la entrada de material, y se prevé que este sábado, al término del enlace, pueda servir también como vía de salida.

Ante la previsión de que puedan producirse aglomeraciones de periodistas y curiosos en las inmediaciones de la base, la Guardia Civil y la Policía se han coordinado para evitar colapsos.

La Fortalesa, un escenario de cine para la boda de Rafa y Maria Francisca

La Guardia Civil de Tráfico controlará el acceso de la carretera de Formentor y la Policía Local el acceso a la base desde la calle Formentor y desde la circunvalación. Cabe recordar que La Fortalesa está situada en una península a la que solo se puede acceder por tierra a través del aeródromo militar.

El grueso de los invitados partirá a primera hora de la mañana directamente en autobús desde la Academia Rafael Nadal en Manacor por lo que lo más probable es que llegue hasta el acceso principal del aeródromo desde la ronda de circunvalación, acceso habilitado para la ocasión dadas las dificultades que entraña la entrada habitual.

Pese al hermetismo que rodea a la celebración, se sabe que algunos invitados vips se alojarán en distintos hoteles del Port de Pollença).

Distintas fuentes sitúan la hora del enlace sobre las 12 del mediodía; la celebración se prolongará hasta la noche. La asistencia de los reyes eméritos al enlace no ha sido confirmada oficialmente por la Casa Real.