Los mejores lugares para visitar en Roma

| Roma |

Valorar:
preload
La Ciudad Eterna es una de las ciudades con mayor riqueza arquitectónica, cultural e histórica

La Ciudad Eterna es una de las ciudades con mayor riqueza arquitectónica, cultural e histórica

17-10-2019

La Ciudad Eterna es una de las ciudades con mayor riqueza arquitectónica, cultural e histórica. No en vano, cada rincón es una pieza clave en la historia de la ciudad, plasmada esta a través de iglesias, plazas, fuentes e increíbles monumentos que hacen retroceder al esplendor de la Antigua Roma. Este espectacular museo al libre hace verdaderamente complicado el poder descubrir todos los secretos que esconde, lo que ha llevado a muchas personas a hacer un free tour en Roma con GuruWalk para que la visita a la ciudad sea de lo más completa. Por supuesto, hay lugares imprescindibles que nadie puede perderse en su visita a Roma.

1. Fontana di Trevi

La Fontana es uno de los símbolos inequívocos de Roma y una de las fuentes más bonitas de la ciudad, acentuado todo esto por ser el escenario de múltiples películas italianas. Aunque siempre concurrido por los turistas, lo cierto es que el lugar alberga un aura especial que atrae a cientos de visitantes. Un dato muy curioso es que su origen se remonta al año 19 a.C. cuando formaba parte del acueducto Aqua Virgo, aunque fue en el año 1762 cuando adquiere su aspecto actual. El mejor momento para visitarla es casi al amanecer o durante la noche, iluminada con una cálida luz. Al visitar este monumento no olvides lanzar una moneda por encima del hombro izquierdo para asegurar tu regreso a Roma.

2. Panteón de Agripa

En pleno casco urbano se ubica el Panteón de Agripa, el edificio mejor conservado de la arquitectura de la antigua Roma. Construido en el año 27 a.C. y destruido tras un incendio en el año 80 d.C., el emperador Adriano decidió levantarlo en el 126 a.C. con su esplendor actual. La entrada es completamente gratuita, lo que lo convierte en una visita obligatoria durante la estancia en la ciudad. Su exterior refleja la esencia del Partenón griego con 16 columnas de granito pero, sin duda alguna, lo más impresionante es su cúpula de 43’30 metros de diámetro donde se distingue una abertura de casi nueve metros que ilumina con luz natural todo el edificio.

3. El Coliseo

También conocido como Anfiteatro Flavio, el Coliseo de Roma junto a la Fontana di Trevi se han establecido como los iconos de la ciudad. Cientos de personas recorren todos los días las gradas y rincones que lo componen, alcanzando la cifra de 6 millones de personas al año. De hecho, tal es su valor y belleza arquitectónica que en 2007 se convirtió en una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Con una capacidad para albergar hasta 50.000 espectadores, el monumento ha sufrido a lo largo de su historia numerosos envites que han transformado su imagen hasta lo que es hoy en día, incluidos cuatro terremotos y ser la cantera de la ciudad en la Edad Media.

4. Foro Romano

Junto al Coliseo y el Palatino se ubica el Foro Romano, el principal corazón del imperio donde transcurrían gran parte de la vida cotidiana, cultural y económica de los ciudadanos en la Antigua Roma. Actualmente, es una de las zonas arqueológicas de gran relevancia mundial pues alberga uno de los primeros sistemas de alcantarillado del mundo: la Cloaca Máxima. Caminando por sus calles pavimentadas se localizan numerosos templos y puntos de interés como la Vía Sacra, el Arco de Tito, La Curia, La Columna de Foca o el Templo de Antonino y Faustina. La entrada a esta zona es conjunta con el Coliseo y el Palatino por lo que si queréis saltaros las largas colas deberéis cogerlas con bastante antelación.

5. Piazza Navona

Es una de las plazas más bonitas y famosas de Roma, por lo que siempre se puede encontrar a un gran número de personas admirando sus fuentes o sentada en alguna de sus terrazas saboreando un delicioso gelatto. De estilo barroco, la plaza se localiza en el lugar que antiguamente ocupaba el estadio de Domiciano en el año 86, ahora convertida en una zona llena de vida donde se reúnen artistas callejeros, bailarines y romanos. Sin duda alguna, sus mayores atractivos son las tres fuentes que se levantan a lo largo de la plaza: Fuente de los Cuatro Ríos, la Fuente del Moro y la Fuente de Neptuno. En los edificios aledaños destacan la iglesia de Santa Inés en Agonía y el Palazzo Pamphili.

6. Basílica de San Pedro

Cruzando el río se ubica la Ciudad del Vaticano, sede de la Iglesia Católica y hogar del Papa. Allí se encuentra uno de los edificios más importantes para el catolicismo: la Basílica de San Pedro. Con una capacidad para 20000 personas, en la construcción de esta joya de la arquitectura barroca y renacentista participaron algunos de los mayores artistas italianos de la época como Miguel Ángel, Bernini, Bramante o Rafael. De hecho, en el interior se ubican algunas de las obras más célebres de la época: San Pedro en su trono y La Piedad de Miguel Ángel. La impresionante cúpula de 136 metros de altura es una de las partes más llamativas de la Basílica, desde la cual puede contemplarse gran parte de la ciudad.