Canamunt, de fiesta

| Palma |

Valorar:

La barriada de Canamunt continúa con sus tradicionales fiestas de verano. Esta vez con su pasacalles Canamunt s’en riu del Sant i de la festa, que recorrió las calles de la barriada con Sant Rescat.

05-07-2019 | Jaume Morey

La barriada de Canamunt continúa con sus tradicionales fiestas de verano. Más de un centenar de personas participaron este viernes en el pasacalles Canamunt s’en riu del Sant i de la festa, organizado por la Associació de Veïns de Canamunt, que recorrió las calles de la barriada con Sant Rescat como gran protagonista y la banda Xaranga Final Feliç animando durante todo el itinerario.

Este año, bajo el lema Canamunt: recollida selectiva se reivindicó «un barrio para las personas que lo habitan, con más comercios de proximidad, más plazas para los viandantes y más actividades para el barrio, porque este año reciclamos todo aquello que nos sobra: turistas, cruceros, hoteles...». Es por esto que el santo portaba una camiseta en la que podía leer ‘Desmaya, sobreviure a Palm’, haciendo referencia a la empresa municipal.

Con el objetivo de no generar más residuos de los necesarios, los vecinos rompieron con la costumbre de ir vestidos de un mismo color. Para mantener el espíritu de la fiesta reutilizaron las camisetas y la decoración de otros años, además de poder estamparse en una camiseta blanca el logo de este año.

A las 20 horas, con la bandera republicana y la bandera LGTB ondeando al frente de la marcha, y Sant Rescat alzándose sobre la multitud, una quincena de manolas ataviadas con peinetas y mantillas de distintos colores y sonando When the Saints go marching in, el pasacalles llegó a la Plaça Quadrado, donde esperaban numerosos vecinos que anibaman y cantaban cerveza en mano o acabando de hacer la mezcla en botellas de plástico. Después de las fotografías de rigor con el santo, se inició el recorrido. Por el carrer Troncoso la marcha accedió a la plaça de Sant Francesc donde realizaron la primera parada, colocando al santo sobre los contenedores de reciclaje. Cuanto más se vaciaban las latas y botellas más se animaba el paso. La segunda parada tuvo lugar en la plaça Santa Eulàlia, donde las manolas se tomaron la habitual fotografía en las escaleras de la Iglesia de Santa Eulàlia.

Tras casi dos horas de recorrido, en la Plaça Llorenç Bisbal finalizó la marcha, pero no la fiesta. Los asistentes continuaron con la fiesta en el Gran Guateque Canamunt, con música de Conejomanso DJ amigues i amics, que atrajo a numeroso público.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Jaime
Hace 2 meses

¿Por qué se permite politizar unas fiestas de barrio? ¿Quién son los organizadores y cuánto dinero en subvenciones nos cuesta para que participen la increíble cifra de 50 personas?

Valoración:1menosmas

Juan34
Hace 2 meses

Que pesados que son ,que molestan las terrazas que queréis que este el barrio como estaba hace 15 años lleno de jeringuillas todos les molesta ......

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1