No todo es Bitcoin: otras criptomonedas a tener en cuenta

| Palma |

Valorar:
preload
Descubre otras criptodivisas como el Ripple (XRP), la tercera por capitalización, y diversifica tu cartera de inversión

Descubre otras criptodivisas como el Ripple (XRP), la tercera por capitalización, y diversifica tu cartera de inversión

09-05-2019

¿Quieres operar con criptomonedas pero la única que te suena es el Bitcoin? Descubre otras criptodivisas como el Ripple (XRP), la tercera por capitalización, y diversifica tu cartera de inversión. Las criptomonedas aparecieron en 2009 con el Bitcoin. Muchos analistas pensaron entonces que se trataba de una respuesta a la crisis provocada por los créditos de alto riesgo. Pocos vieron en ellas algo más que dinero electrónico y la mayoría pensaba que desaparecerían en cuanto la economía estadounidense comenzara a recuperarse.

Sin embargo, el Bitcoin se configuró rápidamente como una verdadera moneda alternativa y, además, con el respaldo de la innovación tecnológica que se esconde tras ella: el Blockchain. A lo largo de los últimos años se han creado centenares de criptomonedas que, al igual que sus predecesoras, se basan en el principio de Blockchain o, por el contrario, funcionan con otras tecnologías igualmente innovadoras.

Seguramente la criptodivisa más popular sea el Bitcoin, pero no debemos olvidar que la familia de criptomonedas va mucho más allá. Los inversores interesados ​​en estos instrumentos también tienen a su disposición otras destacadas como el Litecoin, el Ethereum o el Ripple.

¿Qué es Ripple (XRP)?

¿Te preguntas cuánto vale el Ripple? Se trata de la tercera criptomoneda dada su capitalización, después del Bitcoin y el Ethereum. Su característica diferenciadora es que se basa en un sistema bastante similar a la tecnología Blockchain pero permite transacciones que contienen una variedad de activos: commodities, criptomonedas, etc. Por lo tanto, el Ripple fue diseñada para ser más versátil que la mayoría de las monedas virtuales.

Ripple permite integrar este protocolo en sus propios sistemas. Por ejemplo, el Banco Nacional de Abu Dhabi comenzó a usar esta tecnología para algunas de sus transacciones, especialmente para transacciones transfronterizas. Esto se debe principalmente al hecho de que la tecnología bajo la cual trabaja Ripple permite a los clientes transferir fondos en tiempo real. Además, se puede asociar con otras monedas, como el euro o el dólar estadounidense (XRPUSD).

Diferencias entre Ripple y Bitcoin

El Ripple es considerado como competidor directo de Bitcoin, aunque se pueden citar algunas ventajas. El Ripple no depende de una sola empresa para asegurar y administrar su base de datos, por tanto no hay períodos de espera. Por ejemplo, si el tiempo de ejecución de una transferencia de Bitcoin es de 168 minutos, una transferencia de Ripple apenas tarda unos segundos. En este contexto, transferencias entre España y México con Ripple apenas tardaron unos segundos, mientras que una transferencia estándar se completa en un plazo de cuatro días.

¿Qué bancos utilizan el Ripple (XRP)?

RippleNet cuenta cuenta actualmente con algunos de los bancos más grandes de todo el mundo como por ejemplo Crédit Agricole, Bank of America o Banco Santander. Estas instituciones financieras ven el Ripple no sólo en términos de resultados, sino también porque la moneda virtual que les permite ofrecer a sus clientes un servicio de pago mejorado ganando así una cuota significativa de mercado.

A pesar de que Ripple no es tan popular como el Bitcoin, parece que reúne todos los requisitos para convertirse en líder del mercado de criptomonedas en los próximos años. Esto parece más factible a medida que el interés de los inversores en estas divisas virtuales crece y el Ripple demuestra una capacidad extraordinaria para ofrecer soluciones de pago extremadamente rápidas.

No obstante, como pasa con cualquier activo financiero existe el riesgo de que el precio suba y que después caiga. Por tanto, el Ripple también se enfrenta a fluctuaciones del mercado, dependiendo del nivel de demanda y oferta. Sin embargo, precisamente son las fluctuaciones de mercado las que permiten al inversor operar. Lo importante es administrar de una manera adecuada el capital del que disponemos para que operemos de manera responsable.