Cajón de sastre

Me han invitado a una boda, ¿cómo me visto?

| Palma |

Valorar:

Iratxe Pérez te explica en la sección Cajón de sastre de ultimahora.es las normas básicas de vestimenta si asistes de invitado a una boda.

30-04-2019 | A. López

Ya ha arrancado la temporada de bodas. Unas fechas en las que muchas parejas deciden celebrar su amor en compañía de familiares y amigos.

Si eres uno de los afortunados que en las próximas semanas tiene que acudir a una boda, en este vídeo te explico las pautas básicas del protocolo de bodas para lucir perfecto: los colores a evitar, el orden de elección de vestido, las normas masculinas y la única excepción en la que se puede romper el protocolo.

Para completar esta información, a continuación, te voy a detallar de forma más concreta cómo vestirte si te han invitado a una boda.

Invitado a una boda de día

  • Mujer

En el estilismo el protocolo recomienda un vestido de cóctel corto (a la altura de las rodillas), en tonos claros y sin brillos ni estridencias.

Los zapatos deben ser cerrados y de tacón medio. En verano o en el caso de hacer mucho calor, también se aceptan sandalias más abiertas.

De día, como complementos, las mujeres pueden optar por lucir tocados o pamelas, siempre y cuando la ceremonia sea por la mañana y el convite al mediodía.

Se recomiendan joyas poco llamativas (hay que evitar la bisutería), y que el bolso sea de mano.

  • Hombre

Los hombres tendrán que ir en traje, y este puede ser de dos (americana y pantalón) o tres piezas (con chaqué). Por el día, se puede optar por tonos más claros como el beige, el gris o el azul.

Los zapatos para acudir a una boda serán siempre formales. Dentro de este tipo de calzado entran los zapatos de costura prusiana o inglesa y sus variantes (brogue, comwell, barcroft, legate...).

Respecto a los complementos, el invitado puede elegir entre corbata o pajarita y entre cinturón o tirantes.

Invitado a una boda de noche

  • Mujer

Si la boda se celebra por la tarde y el convite por la noche, el vestido tendrá que ser largo (por los pies), en tonos más oscuros que si fuese de día. Además, al ser de noche, la invitada puede innovar más en los tipos de tejidos.

Respecto al calzado, cuando se lleva un vestido largo, los zapatos deben ser abiertos. En cambio, si la invitada prefiere decantarse por una opción más corta, los zapatos tendrán que ser cerrados.

Los complementos pueden ser más llamativos y se puede apostar por pendientes, collares, anillos y cinturones en tonos metálicos. Y el bolso, siempre de mano.

  • Hombre

Si eres un hombre y vas a acudir a una boda de noche, tienes que seguir las mismas pautas que en el vestuario de día. Son correctas tanto la opción de un traje de dos piezas como la de tres, eso sí, en tonos más oscuros como el azul marino, el gris oscuro o el negro.

Los zapatos, al igual que en una ceremonia de mañana, serán formales (costura prusiana o inglesa). Para aportar formalidad al atuendo se puede añadir al estilismo un pañuelo en el bolsillo de la americana y gemelos en los puños.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.