La majestuosa estampa del gran navío de vela, entrando en Palma ante la Seu. | Gabriel Alomar

1

El majestuoso Sea Cloud II, el mayor velero construido en España, realizó este lunes una visita al puerto de Palma en el transcurso de un crucero de lujo. Diseñado como pareja del histórico Sea Cloud de 1931, este buque aún mayor fue entregado por los astilleros Gondán de Asturias en 2001 al operador alemán Sea Cloud Cruises.

Con capacidad para 96 pasajeros y 65 tripulantes, en la actualidad representa la antítesis de los megacruceros de masas. Aparejado de corbeta, iza 23 velas en tres palos, el mayor de 57 metros, y en total suma unos 3.000 metros cuadrados de superficie vélica.

También dispone de motor auxiliar y su velocidad es de 14 nudos. Decorado con espíritu romántico, a bordo abunda la teca en sus cubiertas y otras maderas nobles en paneles de tradicional sabor marinero, entre grandes pinturas.

Con 106 metros de eslora (117 con el palo bauprés) por 16 de manga, su arqueo es de 3.839 toneladas y su estructura se divide en cinco cubiertas, con cabinas cuya superficie oscila entre los 12 y los 27 metros cuadrados. Su acomodación se compone de 29 camarotes dobles con 16 junior suites y dos suites de lujo. Sus salones, entre los que destaca la biblioteca, se inspiran en el ambiente del siglo XIX con un toque contemporáneo.

Cuenta con solario y bar, un gran comedor con molduras y cortinajes, sauna, gimnasio y plataforma para natación. Clasificado con cinco estrellas por la guía Berlitz, representa una interesante alternativa para unas vacaciones en el mar destinadas a los amantes de la aventura y la navegación al viejo estilo. Combina el confort y elegancia de un exclusivo crucero con la placidez de la navegación en un yate de vela.