Una falsa samaritana estafó a la familia de una niña enferma y se fugó con el dinero

| Londres |

Valorar:
preload
La presión añadida no contribuyó al estado de salud de la niña, ya de por sí complicado.

La presión añadida no contribuyó al estado de salud de la niña, ya de por sí complicado.

08-04-2019 | Pixabay

Sue Baxter es madre de Katie, una niña de tres años con parkinson infantil, una enfermedad genética rara, y necesitaba fondos para el tratamiento de su pequeña. La madre, como toda en su lugar estaba dispuesta a hacer todo lo que estuviera en su mano por su pequeña, y recurrió a Facebook para pedir la ayuda de las almas caritativas.

Sintió que por fin había tenido suerte cuando alguien acudió a su llamada, aunque con el tiempo acabó enterándose de que esa persona era en realidad una estafadora que había estafado a decenas de personas en apuros.

El camino fue complicado, puesto que los medios locales situaron a su familia como culpables de haber jugado con la ilusión de los vecinos, según explica la propia afectada en una entrevista a ‘The Mirror’.

Esta presión añadida no contribuyó al estado de salud de la niña, ya de por sí complicado. La enfermedad le ha afectado a las piernas, y probablemente nunca camine. También tiene problemas respiratorios y sufre apnea del sueño. Precisamente, la cantidad era para comprar una cama médica, valorada en unos 3.000 euros.

Para ello, la estafadora organizó una subasta benéfica, aunque a la hora de la verdad nunca apareció con los premios y en cambio se quedó con la recaudación. Ello provocó que la madre quedara como la mala de la película y tuvo que someterse al odio y el escarnio de los vecinos, aunque finalmente la estafadora acabó en los juzgados.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.