Glamour y mucha solidaridad

| Palma |

Valorar:
preload
Esteban Mercer, a la izquierda, junto a Paula Serra, Àngels Mercer, Gabriel Alzamora, Carmen Serra y Dominik von Stauffenberg, al inicio de la gala.

Esteban Mercer, a la izquierda, junto a Paula Serra, Àngels Mercer, Gabriel Alzamora, Carmen Serra y Dominik von Stauffenberg, al inicio de la gala.

30-11-2018 | Jaume Morey

Glamour, elegancia, espíritu navideño y mucha solidaridad. Esos fueron los ingredientes de Navidad entre amigos, en la que los anfitriones, Esteban Mercer y Ultima Hora, felicitaron las Navidades a sus trescientos invitados mientras brindaban su ayuda a dos ONG: Amics de la Infància y Ángeles sin Alas, que se repartieron todo el dinero recaudado en este evento.

Son Termes fue, como en ediciones anteriores, el escenario perfecto para una celebración de altura animada por el Trío Panela. Las salas Chimenea y Carrozas brillaron este viernes más que nunca con una decoración –ideada y ejecutada por Jaiak, con Joan Conejo, David Verdaguer y Armando Peña a la cabeza, y Three Loonies– que dejó a todos con la boca abierta.

El dress code de la convocatoria exigía vestido largo para las señoras y esmoquin o traje oscuro para los caballeros, y nadie defraudó: el brillo del oro, la pasión del rojo, la elegancia eterna del negro…

La alfombra roja por la que se accedía al recinto fue toda una lección de estilo. Champagne, buenos vinos y los mejores manjares añadieron otro toque de interés a la fiesta, el de los sentidos, de la mano de tres chefs de renombre: Juan Ocampo, del restaurante Tess de Mar; Andrés Benítez, del Botànic; y Estiven Arraez, de Eat Vacuum Cooking, que dieron lo mejor de sí mismos.

Además de los patrocinadores –Rialto Living, Clínica Áureo, Stork, Son Termes, Relojería Alemana y Chefs(in)– numerosas empresas quisieron apoyar con su generosidad la causa de la solidaridad ofreciendo regalos que se sortearon en uno de los momentos más divertidos de la noche: obras de arte, cenas de lujo, noches de hotel y tratamientos de belleza, joyas y ropa. Más tarde llegó el baile, el momento culminante de la fiesta. Los Mickys pusieron el broche final a un evento que ya se ha convertido en el más esperado de la agenda festiva mallorquina.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.