Patricia Conde, en una imagen de archivo. | Click

17

La Fiscalía solicita dos años y siete meses de prisión para la presentadora Patricia Conde por un delito continuado de descubrimiento y revelación de secretos por extraer información personal del ordenador de su exmarido, el mallorquín Carlos Seguí, que por su parte pide una pena de cuatro años. Además solicita para la presentadora una multa de 19 meses a razón de 12 euros diarios: unos 6.850 euros

Según el diario El Mundo, el Ministerio Público sostiene que Conde, «guiada por el deseo de vulnerar la intimidad de su expareja, extrajo del ordenador familiar, una vez cesada la convivencia y la relación entre ambos, una serie de correos electrónicos relativos a su esfera personal». Se trata de unos emails de Seguí dirigidos a «familiares, periodistas, amigos y empresarios en los que Conde no era interviniente».

Este material fue aportado por Patricia Conde en la demanda de divorcio que presentó en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Alcobendas contra su ex. Seguí y Conde vivieron un divorcio traumático y muy mediático. Ella denunció por malos tratos a Seguí, que resultó absuelto. Seguí, defendido por el abogado José Zafoteza, aseguró que su divorcio con la presentadora fue «una auténtica pesadilla».