El Banco Mundial reconoce que perjudicó a Chile alterando el índice de competitividad

|

Valorar:
preload
El Banco Mundial (BM) cambió las metodologías de cálculo de uno de sus principales informes de manera «injusta y engañosa» durante varios años, algo que afectó a la posición de Chile en los ránkings sobre competitividad empresarial, según informa The Wall Street Journal.

El Banco Mundial (BM) cambió las metodologías de cálculo de uno de sus principales informes de manera «injusta y engañosa» durante varios años, algo que afectó a la posición de Chile en los ránkings sobre competitividad empresarial, según informa The Wall Street Journal.

13-01-2018

El Banco Mundial (BM) cambió las metodologías de cálculo de uno de sus principales informes de manera «injusta y engañosa» durante varios años, algo que afectó a la posición de Chile en los ránkings sobre competitividad empresarial, según informa The Wall Street Journal en su edición impresa.

El economista jefe del BM, Paul Romer, declaró al diario que corregirá y recalculará los ránkings nacionales de competitividad en los negocios de los cuatro últimos años publicados en el informe «Doing Business» (Haciendo negocios), que conciernen al mandato de la presidenta Michelle Bachelet.

Romer añadió que las revisiones afectarán especialmente a Chile, cuya posición en esas listas ha sido «especialmente volátil» en los últimos años debido a «motivaciones políticas» del Banco Mundial. El directivo indicó que los cambios en la metodología de cálculo de las listas nacionales «penalizaron fuertemente» la posición de Chile durante el mandato más reciente de Bachelet, y las correcciones se «centrarán» en ellos.

«Quiero disculparme personalmente ante Chile y cualquier otro país en el que hayamos transmitido la impresión equivocada», dijo Romer, quien se consideró los problemas con el informe «su culpa». «No hicimos las cosas lo suficientemente claras», añadió.

El BM está comenzando el proceso de corrección de los informes y volviendo a publicar los ránkings tal y como habrían quedado sin esos cambios en su metodología de cálculo, lo que podría suponer «cambios significativos para otros países», de acuerdo al WSJ.

La posición de Chile en la lista ha variado desde el número 25 hasta el 57 desde el año 2006, un período en el que se han alternado la socialista Bachelet y el conservador Sebastián Piñera en el gobierno. Mientras que con Bachelet el puesto de Chile en el ránking se «deterioró» repetidamente, en cambio «subió» con Piñera.

Según un análisis preliminar de Romer, durante los cuatro últimos años la caída de Chile en la lista se debió a nuevas «métricas» utilizadas para calcular el índice y no a cambios en el entorno económico del país.

«En base a las cosas que medíamos antes, las condiciones económicas no empeoraron en Chile bajo la administración de Bachelet», admitió Romer, quien apuntó no haber cumplido con sus «diligencias» y haberse dado cuenta «más tarde» de que no «confiaba en la integridad» de los datos del informe.

El informe «Doing Business» clasifica a los países utilizando métricas como el número de días que conlleva abrir un negocio o el coste de obtener un permiso de construcción, y el BM ha actualizado su metodología con el tiempo.

Durante el Gobierno de Bachelet desde 2014, nuevos componentes de cálculo impactaron a Chile. De un puesto 33 en un índice sobre la facilidad para pagar impuestos en 2015, pasó a un 120 en 2016 tras la introducción de una nueva métrica sobre el tiempo que las empresas pasan dedicándose a temas impositivos.

Romer comenzó a trabajar en el BM en octubre de 2016 y los cambios en informes pasados se remontan a años antes de su llegada a la organización. Desde entonces, ha chocado con otros empleados debido a la «claridad y concisión» de lo que escriben en los informes, destaca el WSJ.

Chile califica de "inmoral" manipulación de datos del Banco Mundial y pide investigación

Chile calificó el sábado de «inmoral» la manipulación de datos de competitividad en el Banco Mundial y que afectó la posición del país en los últimos años, según admitió un funcionario de la entidad, por lo que pidió una completa investigación al organismo.

En una entrevista con el periódico estadounidense The Wall Street Journal, el economista jefe del Banco Mundial, Paul Romer, declaró que la entidad había cambiado constantemente de manera «injusta y engañosa» la metodología de medición del «Doing Business» para mostrar un indicador más bajo durante la administración de la mandataria Michelle Bachelet.

«Esto es de una inmoralidad pocas veces vista. Esperamos que la corrección del índice sea rápida, pero el daño ya está hecho», dijo el ministro de Economía de Chile, Jorge Rodríguez Grossi.

En un posterior comunicado difundido el sábado, el Banco Mundial dijo que realizaría una «revisión externa» de los indicadores de Chile tras las recientes denuncias.

El Doing Business es uno de los informes más importantes y reconocidos del Banco Mundial, que clasifica a los países de todo el mundo por la competitividad de su entorno empresarial.

Junto con calificar de «preocupante» lo ocurrido, la mandataria chilena, Michelle Bachelet, pidió en su cuenta de Twitter una «investigación completa».

«Más allá del impacto negativo en la ubicación de Chile, la alteración daña la credibilidad de una institución que debe contar con la confianza de la comunidad internacional», dijo.

Bajo el gobierno de Bachelet, que finaliza en marzo, la economía del mayor productor mundial de cobre se desaceleró con fuerza y el año pasado creció a su menor ritmo desde la crisis del 2009, en medio de un alejamiento de los inversionistas extranjeros y una débil demanda interna.

"Escándalo de proporciones"

Grossi enfatizó que la declaración de Romer sobre la alteración del índice que mide dónde hacer mejores negocios, es «muy franca y honrada, pero revela un escándalo de proporciones».

«Lo que señala (Romer) es que habría sido manipulada por el economista a cargo de su construcción (el chileno Augusto Lopez-Claro), de manera de hacer ver un deterioro económico durante el gobierno de la presidenta Bachelet, con intenciones básicamente políticas», dijo el ministro de Economía.

Sin embargo, el Banco Mundial aseguró que cualquier cambio en su metodología se somete a «un riguroso proceso de consulta» y que los indicadores se basan en «datos duros».

«Los indicadores y la metodología de Doing Business están diseñados sin un solo país en mente (...) los datos objetivos no están sujetos a influencia política», dijo el Banco Mundial en su declaración.

Actualmente, Chile se encuentra en el lugar 55 entre 190 países en la lista, desde el 34 en 2014, el año de la asunción de Bachelet. La clasificación del país bajó gradualmente al puesto 41 en 2015, al 48 en 2016 y al 57 en 2017.

Romer dijo al periódico que el declive fue el resultado de cambios metodológicos, en lugar de un deterioro del entorno empresarial de Chile, y puede haber sido el resultado de motivaciones políticas del personal del Banco Mundial.

En las elecciones presidenciales del mes pasado, el multimillonario conservador Sebastián Piñera derrotó al candidato oficialista, en parte por las promesas de reducir la burocracia e impulsar la inversión y la competitividad del país.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

ibex35
Hace 11 meses

El FMI es del mismo palo.Y el Banco Central Europeo igual.Así nos va.

Valoración:4menosmas

Zico
Hace 11 meses

Por desgracia, para muchos países, el Banco Mundial no ha hecho sino agrandar y agravar sus problemas. Tienen por norma "pixar fora del test"

Valoración:7menosmas

Mariano
Hace 11 meses

Nada me sorprende de los bancos. Hundir a los débiles. No se puede ser más miserable.

Valoración:8menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1