Alquilar en Palma parece una misión imposible. | Redacción Local

8

El número de propuestas de descuento del precio que reciben las viviendas en alquiler en Madrid y Barcelona ha caído en un 50,9% desde 2013, según un estudio realizado por el portal especializado Idealista.

En el mes de junio de 2013, el «peor año de la crisis inmobiliaria», se registraron un total de 28 propuestas de descuento por cada 100 viviendas en Barcelona y 42 contraofertas en Madrid, mientras que en junio de este año, se redujo hasta 14 en Barcelona y hasta 20 en Madrid.

El portal inmobiliario ha afirmado que a pesar del «fuerte crecimiento» registrado en los precios en ambas ciudades, «los usuarios interesados tienen cada vez un espíritu menos negociador y aceptan con mayor facilidad las exigencias de los propietarios».

Así, los expertos creen que el «enorme» dinamismo en estas dos ciudades es lo que «explica esta paradoja», ya que en ambas existe una gran demanda de inmuebles en alquiler y una oferta «claramente insuficiente», que provoca que los interesados «se muevan rápido» y acepten la mayoría de las condiciones sin casi negociar.

Esta situación, con salvedades, también se podría aplicar en Baleares, en especial a las zonas urbanas de las islas.