Madrid

Llega a España el 'bushmeat', la peligrosa práctica de consumir carne de mono o armadillo

| Madrid |

Valorar:
preload
Fotografía facilitada por la Guardia Civil que muestra al mono escondido en una maleta procedente de Guinea Ecuatorial. El 'bushmeat' o consumo de carne descontrolada, proveniente de animales silvestres, implica serios riesgos de salud pública.

Fotografía facilitada por la Guardia Civil que muestra al mono escondido en una maleta procedente de Guinea Ecuatorial. El 'bushmeat' o consumo de carne descontrolada, proveniente de animales silvestres, implica serios riesgos de salud pública.

01-04-2017 | Efe

Un particular hallazgo producido recientemente en el aeropuerto de Barajas ha encendido las alarmas alimentarias y sanitarias por un fenómeno que se da más frecuentemente en algunos lugares del mundo, pero que no se había reportado dentro de nuestras fronteras, hasta ahora.

Se trata del 'bushmeat', o simplemente, el consumo de carne de animales silvestres, algunos de ellos protegidos y exóticos en ojos occidentales, como monos, tucanes o armadillos que, sin supervisión sanitaria ni medidas higiénicas, entran en un país para consumo de aquel que lo introduce y normalmente sus familiares. Como si se tratara, salvando las distancias, de una ensaïmada o un jamón.

En este caso, agentes del Seprona y del servicio de aduanas de la Benemérita hallaron en una maleta procedente de Guinea Ecuatorial un mono y dos pangolines, todos ellos sin las visceras, pelo y escamas, listos así para su teórico consumo.

Los expertos en salud pública advierten que este tipo de carne puede estar afectada por múltiples agentes portadores de enfermedades tropicales graves, que podrían pasar a los humanos a través de su consumo, al haber sido sacrificados y transportados sin las necesarias medidas profilácticas.

Hay que considerar que, aunque en zonas remotas este tipo de alimentación sea la habitual, algunos en el primer mundo la adquieren como una delicatessen, caso por ejemplo de los pangolines, seriamente amenazados por la caza indiscriminada y la destrucción de su hábitat, y por la cotización de su carne en el mercado negro.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Paquita
Hace más de 2 años

No fa mangeraaaaa !!!!

Valoración:5menosmas

gran progreso sin fronteras
Hace más de 2 años

multiculturalidad , a disfrutar de los nou vinguts y sus costumbres .

Valoración:16menosmas

...
Hace más de 2 años

@Gatolandia: Y en el tuyo no se comen hormigas (Que por cierto demostradisimo su valor nutricional) pero se comen caracoles! Pregúntale a un inglés o un alemán que piensa de ti por comer babosas con caparazón. Que esperabais de la inmigración suelta el garrulo. Y encima 30 positivos, 31 descerebrados sin cultura.

Valoración:-8menosmas

Propiamente barbaridades.
Hace más de 2 años

Kaaaa quin desberats que fa sa gent enserio...aquí si que en faltan de facultats per dins és cap...creuma lo que hia que lletgir ja. Arà sí que sa me han llevat ses ganes de tornar a menjar carn...buaaa! Esper que no li pasi res a nigú per és bé seu.

Valoración:8menosmas

para gatolandia
Hace más de 2 años

lo tuyo es más bien de nacimiento. Lo siento mucho por ti y por los que te rodean, aunque si llegas a conocer a muchos de los comentaristas del UH que coinciden con tu deficiencia mental, siempre podéis quedar para hacer el KKK mallorquín, estaréis protegidos por el gobierno y no os pasará nada.

Valoración:-26menosmas

Warp
Hace más de 2 años

Qué horror.

Valoración:40menosmas

Pi
Hace más de 2 años

Pronto nos comeremos los perros

Valoración:24menosmas

meam
Hace más de 2 años

Eso roza la antropofagia...

Valoración:37menosmas

Exclavista
Hace más de 2 años

Un aútentico desastres de civilizaciones....el puto amo.

Valoración:12menosmas

Javi
Hace más de 2 años

Que hagan con el mono una botifarra catalana y que se la coman agusto catalibania

Valoración:-54menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2