La página de Facebook anima a la donación de médula. | Facebook

27

Jaime tiene 5 años y es un niño risueño y luchador que desborda vida. A principios de abril, después de la realización de numerosas pruebas, los médicos comunicaron a sus padres, Maria Bustos y Jaime Noguera, que el niño sufría leucemia mieloide aguda infantil, una forma de leucemia más común en adultos que en los menores.

«El niño ha tenido una salud maravillosa desde que nació hasta que en marzo de este año empezó a tener fiebre», explica la madre del pequeño. Al principio los médicos pensaban que era un virus, ingresos, pruebas... buscando un diagnóstico claro».

Cuando el pequeño ingresó en la planta de Oncología Infantil de Son Espases les confirmaron que Jaime tenía «una leucemia de las más agresivas y que había que empezar con la lucha. El mismo día ya empezaron con el tratamiento de quimioterapia», afirma Maria Bustos, tras reconocer emocionada: «Cuando nos confirmaron que tenía leucemia se me rompió el alma a trozos chiquititos» y que no reaccionó hasta pasado más de un mes.

Desde abril hasta el pasado día 3 de agosto, el pequeño ha estado ingresado en Son Espases, con pequeños períodos de descanso en casa. Se ha conseguido eliminar las células malignas de su cuerpo, pero necesita un trasplante de médula ósea para garantizar que puede continuar viviendo con total normalidad y sin que la leucemia se reproduzca.

El problema radica en que, hasta el momento, no se ha encontrado un donante compatible con Jaime, por lo que sus padres y una red de amigos, que han creado la página de Facebook ‘Un ángel de la guarda para Jaime’, piden a los ciudadanos de Balears que acudan a la Fundació Banc de Sang i Teixits de Balears (FBSITB) o al autobús del Banc de Sang a hacerse donantes. «Cuanta más gente acuda a donar más posibilidades tendremos de conseguir un donantes compatible», afirma Maria.

La madre de Jaime quiere agradecer el apoyo recibido en todo momento por la Associació de Pares de Nins amb Càncer de Balears (Aspanob) y especialmente el trabajo de la psicóloga, Teresa Ferrer, «que ha sido una gran ayuda para que Jaime entendiera su enfermedad, luchara por continuar adelante, y para que nosotros también siguieramos luchando para conseguir que el pequeño mejorara», reconoce la madre.

Por su parte, la doctora Neus Serra, responsable de la coordinación entre la Fundació Banc de Sang y el registro nacional de donantes de médula ósea, recuerda que es muy importante que la gente sea consiente de donar es un gesto de altruismo y de generosidad que tiene como recompensa el poder ayudar a personas como Jaime y otros muchos enfermos que lo necesitan.