Este miércoles el colegio Sant Francesc de Palma y la parroquia de Sant Nicolau celebraron Sant Blai con caramelos y bendiciones. | J.Morey/M.A.Cañellas

La festividad de San Blai fue celebrada este miércoles en el colegio Sant Francesc de Palma, en la parroquia de Sant Nicolau y en el oratorio de Sant Blai de Campos.

Los los alumnos de Infantil y Primaria de Sant Francesc se concentraron en el claustro, acompañados por sus maestros, donde el director, Bartomeu Pont i Parera TOR, procedió a explicarles la tradición de Sant Blai, abogado de los males de garganta, por haber curado a un niño al que se le había atravesado una espina.

Seguidamente los niños cantaron Paz en la tierra y rezaron el Padrenuestro. A continuación, vino la bendición de los caramelos, que luego se repartieron entre los presentes.

También se celebró Sant Blai en la parroquia de Sant Nicolau, con la imposición del óleo bendecido a los fieles que acudieron a las misas de la mañana y de la tarde. El párroco, Felip Guasp, bendijo los alimentos, que suelen ser caramelos, regaliz y grageas para alivio de la garganta.

En Campos el oratorio de Sant Blai acogió la tradicional celebración en honor al santo. Decenas de vecinos del municipio y de la comarca se acercaron hasta la pequeña iglesia para asistir a la misa y recibir la unción en el cuello con el aceite bendecido. Pero sin duda será el próximo domingo, día siete, cuando la celebración tendrá más importancia.