Tumi Bestard, Javier Salinas y Salvador Femenias durante su visita en Washington. | Josep Pons Fraga

10

En un gesto muy significativo, que constituye un guiño a las asociaciones indígenas de Norteamérica, el Papa ha introducido en la misa de canonización de Juníper Serra, que oficiará este miércoles en español en Washington, textos en lengua nativa americana, como la Primera Lectura.

Con esta iniciativa, el pontífice se muestra sensible a quienes han cuestionado que el misionero mallorquín sea elevado a los altares y viene a dar respuesta a la crítica suscitada, que halla escaso eco en la prensa de Estados Unidos, fascinada por el carisma y la capacidad de convocatoria del primer papa argentino y jesuita.

La delegación mallorquina que se ha desplazado a Estados Unidos para asistir a la canonización del santo de Petra –encabezada por el obispo Javier Salinas y el alcalde de Petra, Salvador Femenias– tiene la oportunidad de constatar la extraordinaria expectación que suscita esta visita papal, con imágenes del Papa y la bandera vaticana en numerosos edificios y avenidas de Washington.

La expedición mallorquina, tras un largo viaje de 18 horas, dedicó la jornada de este martes a visitar la capital de Estados Unidos y el estado de Virginia, con un recorrido que incluyó la Casa Blanca, la Corte Suprema, Biblioteca del Congreso, cementerio de Arlington y el Pentagono. El momento más emotivo se registró en el Capitolio, cuyo Hall of Fame acoge la estatua de Juníper Serra, la única dedicada a un español en este lugar emblemático de la historia estadounidense.


Anécdotas

Tumy Bestard, presidente de la Asociación de Amigos del Padre Serra, ha protagonizado una de las anécdotas de este viaje. Al llegar al aeropuerto John Fitzerald Kennedy y al ir a pasar los severos controles de inmigración, fue reconocido e identificado por una agente de Policía que dirige los accesos. «Usted era el cónsul de Estados Unidos en Mallorca que hace diez años me atendió y ayudó cuando perdí el pasaporte en Palma», le dijo. Bestard no salía de su asombro, porque ya no recordaba aquel caso. La agente federal insistió y le indicó que podía entrar directamente en territorio estaunidense: «es todo un honor, señor cónsul».

Malestar

Entre los integrantes de la delegación mallorquina es patente el malestar por el bajo nivel de la representación del Govern que asiste a la ceremonia de canonización. El representante de la Comunidad Autónoma será el director general de Coordinació, Josep Claverol, a diferencia del Gobierno central, que estará representado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá; el Consell de Mallorca, por su presidente, Miquel Ensenyat; y el ayuntamiento de Petra, por el alcalde Salvador Femenias.