Austria refuerza los controles de vehículos por posible tráfico de personas

| Viena |

Valorar:

La ministra austríaca del Interior, Johanna Mikl-Leitner, anunció este domingo medidas extraordinarias de control policial en carreteras y autopistas para luchar contra el tráfico ilícito de personas con el fin de «salvar vidas» de refugiados.

«¡El mensaje es claro: no os podéis sentir seguros en Austria. Los traficantes criminales son capturados en Austria y terminan tras las rejas!», dice la ministra en un comunicado.

Las nuevas medidas se toman después de que el jueves fuesen encontradas 71 personas muertas en un camión frigorífico en el este de Austria y ayer se detuviera a una camioneta con 26 refugiados, entre ellos tres niños en estado grave por deshidratación.

«A partir de esta noche y por un tiempo indefinido en los pasos fronterizos más importantes de la región del este vamos a parar y controlar a los vehículos con capacidad para esconder personas», advirtió la ministra en un comunicado.

En la nota se recuerda que el tráfico ilícito de personas es responsable de la tragedia de las 71 personas que murieron probablemente asfixiadas, apretujadas en 15 metros cuadrados del compartimento de carga de un camión refrigerador hallado el jueves en el este de Austria, donde llegó desde Hungría.

Se trataba presumiblemente de refugiados provenientes de Siria, aunque las nacionalidades y circunstancias del crimen están aún siendo investigadas.

Solo dos días después, la policía detuvo a una camioneta con matrícula española conducida por un ciudadano rumano que llevaba a 26 refugiados de Hungría hacia Alemania, entre ellos tres niños que estaban en estado grave por deshidratación y fueron hospitalizados ayer, si bien hoy sus padres se los llevaron del hospital.

«La falta de escrúpulos de la mafia traficante de personas casi le costó la vida ayer a tres niños. Nos vemos ante criminales de una brutalidad extraordinaria. Por eso tenemos que afrontarlos con una dureza también extraordinaria para combatirlos con éxito», insistió la ministra del Interior austríaca, Johann Mikl-Leitner.

Esos criminales cuentan con redes internacionales, «por eso tenemos que afrontarlos también de forma internacional. Por supuesto, estas medidas las hemos acordado en sintonía con nuestros vecinos bávaros, húngaros y eslovacos», añadió.

Precisó que los controles se harán sobre todo en puntos cercanos a las fronteras en las carreteras, así como en las autopistas internacionales, y advirtió de que estas medidas causarán problemas de tráfico y atascos.

«Para salvar vidas (...) hay que aceptar problemas temporales del tráfico», indicó la ministra en el comunicado.

El ministerio del Interior informará mañana, en rueda de prensa, sobre los detalles de las medidas adoptadas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.