Fotografía facilitada por la organización del concurso Miss Universo que muestra a Miss Colombia 2014, Paulina Vega, mientras desfila en traje de baño durante la gala de la finaldel concurso de belleza Miss Universo en el FIU Arena de Miami (Estados Unidos) el 25 de enero de 2015. | Efe

1

La colombiana Paulina Vega, actual Miss Universo, respondió este lunes al magnate estadounidense Donald Trump que, pese a estar en desacuerdo con él, no puede renunciar a su corona porque firmó un contrato del que no puede desvincularse, por lo que «no tiene sentido» que el multimillonario la llame «hipócrita».

«No es tan fácil como renunciar; tengo un contrato firmado», declaró la colombiana a la emisora W Radio tras la polémica iniciada este domingo, cuando Trump la acusó de hipócrita por criticar su controvertido discurso sobre la inmigración irregular pero no renunciar a su título.

Vega reiteró este lunes que no está de acuerdo con los comentarios del magnate, que ha calificado de «injustos e hirientes», pero subrayó que no abandonará Miss Universo por una polémica que limitó al ámbito político.

«Miss Universo ha existido antes de que este señor (Trump) fuera el dueño y seguirá existiendo cuando se marche. No voy a cambiar todo lo que esta pasando en mi vida simplemente por una campaña presidencial», aseguró.

Vega restó importancia a la acusación de «hipócrita» porque, según dijo, tiene «una relación directa» con Trump y sabe que a él «no le gusta quedar como el que perdió» de cara a la opinión pública.

«Lo importante es que la gente de América Latina está conmigo y sabe que todos los juicios que emití son ciertos», insistió.

Miss Universo negó que la organización del concurso la haya presionado para que no opinara sobre las palabras del magnate, que arremetió contra los inmigrantes mexicanos en EEUU al anunciar su intención de ser candidato a la Presidencia de Estados Unidos por el Partido Republicano.