Fidalgo indicó que se ha solicitado actuaciones de Inspección de Trabajo.

0

Un total de 250 solicitudes de empleo acompañadas de anotaciones xenófobas y despectivas sobre sus titulares, que formaban parte de un proceso de selección de las cadena de supermercados Sánchez Romero, aparecieron ayer abandonadas en plena calle, en Madrid, según la Cadena Ser.

Los currículum vitae encontrados, que se encontraban en el interior de una bolsa de basura situada a menos de 30 metros de unas oficinas de la compañía, incluían comentarios manuscritos sobre los aspirantes del tipo «café con leche largo de café, extranjero gordo, parece Pancho Villa pero hambriento», «extranjero, da miedo, parece un indio» o «no, por gitana y por fea». Asimismo, entre las anotaciones supuestamente realizadas por el personal de la compañía se incluían consideraciones peyorativas de los participantes en el proceso de selección a causa de su aspecto físico («gordita con granos, tiene barbita, bigote, perilla y mentón»), su edad («no, por mayor») o sus circunstancias familiares («está como una regadera, padre alcohólico, vivió en residencia de la Comunidad. Custodia de su hija por la Comunidad de Madrid. Ha tenido menos suerte que Pascual Duarte en la vida»).

Según esta emisora de radio, los documentos encontrados constituían la respuesta a varios anuncios publicados en prensa a finales del pasado año 2000 para cubrir los puestos de aparcacoches, secretarias de dirección, responsables de marketing o cajeras. Este proceso se llevó a cabo en las oficinas centrales de Sánchez Romero, que en aquel momento se encontraban a la altura del número 52 de la calle del Doctor Fleming, en el distrito de Chamartín.

A pesar del hallazgo, que ha motivado la apertura de un expediente por parte de la Agencia de Protección de Datos, un portavoz de la empresa Sánchez Romero aseguró a la Cadena Ser que los responsables de la compañía «nunca han discriminado a los aspirantes a un empleo por su origen social, su aspecto físico o su etnia».