Uno de los modelos más emblemáticos de la marca alemana. | Axel Wierdemann

Hace treinta años, en 1991, el Opel Astra heredó la tradición del Opel Kadett de ser pionero en la introducción de innovaciones en el segmento de los compactos y de hacerlas accesibles al gran público.

Junto con su predecesor, y más que ningún otro modelo, el Astra se ha convertido en embajador del cambio para Opel, transmitiendo al mundo exterior importantes mensajes del fabricante de automóviles. Entre ellos se encuentran su diseño expresivo, la versatilidad y el dinamismo, así como la emoción, la accesibilidad y la precisión alemana.

Con el anuncio del modelo 2021, el Opel Astra entra en su sexta generación y comienza una nueva era. Por primera vez este compacto estará disponible con propulsión electrificada, como híbrido enchufable con dos niveles de potencia, además de las versiones con motores de gasolina y diésel de elevada eficiencia.