El GOB ha realizado el estudio de las aves del parque natural de Es Trenc. | J. Socies

El estudio más completo de avifauna de Es Trenc, ejecutado por el GOB con fondos del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS), ha puesto de relieve la importancia del Parque Natural en las rutas migratorias de diversas especies.

Según ha informado Conselleria de Medio Ambient i Territori este sábado en una nota de prensa, el Parque Natural marítimoterrestre Es Trenc-Salobrar de Campos ha presentado, esta semana, los resultados del primer seguimiento de la avifauna salobrar y litoral en este espacio natural protegido. El estudio forma parte del Proyecto de recuperación de hábitats y de ordenaciones del uso público del Parque es Trenc Salobrar de Campos financiado con fondos del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS).
Durante el seguimiento, con cargo al GOB, se han avistado más de 13.000 ejemplares de aves de 95 especies diferentes. Las dos aves más observadas han sido el flamenco (Phoenicopterus roseus) y el tarro blanco (Tadorna tadorna). Aunque el flamenco está presente durante todo el año, septiembre es cuando las observaciones han alcanzado el máximo con más de 500 ejemplares. En mayo, en cambio, se observaron cerca de una decena.

En cuanto al tarro blanco, el número de observaciones aumenta durante la primavera con un máximo de 112 ejemplares en junio de 2021. Se registran cifras altas en los meses de abril y mayo con la incorporación de los jóvenes del año. Las observaciones disminuyen durante el verano y el otoño.
En el marco del proyecto, se ha realizado un estudio del comportamiento territorial de las cigüeñuelas comunes (Himantopus himantopus) y la avoceta común (Recurvirostra avosetta). Así, se han marcado cuatro ejemplares de cada especie para determinar qué uso hacen del espacio dentro del ámbito del Parque y su relación con otros espacios del archipiélago como el Parque Natural de s'Albufera y el estanque de ses Gambes.

Los datos aportados por los emisores han identificado las rutas de migración e invernada. De este modo se ha comprobado que dos de las cigüeñuelas comunes marcadas, a mediados de agosto de 2021, migraron hacia el sur (una hasta el Parque Nacional de Djoudj y al norte del Parque Nacional de Diawling, en la frontera de Mauritania y Senegal; y la otra ha pasado el invierno en Malí). Estas dos cigüeñuelas regresaron al Parque Natural de Es Trenc en los meses de marzo y abril de 2022.
También se ha visto que un ejemplar de avoceta común pasó el invierno 2021-2022 en la Reserva Natural del Estuário do Tejo junto a Lisboa, y regresó al Parque a finales del mes de febrero.

Al mismo tiempo, se ha instalado en el parque una estación de esfuerzo constante de anillamiento científico (EEC) donde se han realizado 16 jornadas de anillamiento hasta junio de 2022. En este tiempo, se han capturado 193 ejemplares de 23 especies distintas. Las dos especies más anilladas, con diferencia respecto a las demás, han sido el petirrojo europeo (Erithacus rubecula), especie invernante en la zona, seguido de la curruca cabecinegra (Curruca melanocephala), especie sedentaria en la zona.

Durante la presentación del proyecto, el personal del parque agradeció la colaboración de Salines de Llevant y las fincas que les han facilitado el acceso para completar los datos.
El proyecto finalizará con la creación de un atlas de aves nidificantes en el Parque natural, que se convertirá en una herramienta de utilidad de cara a la gestión del espacio natural protegido.