Hasta cuatro familias de Manacor han tenido que ser evacuadas esta madrugada de sus viviendas y tres de ellas han pasado la noche en el polideportivo municipal por el desbordamiento del torrente de na Borges, según ha informado a primera hora de este viernes el 112. Durante la noche se ha activado la alerta naranja del Plan INUNBAL por riesgo de inundaciones en la Isla, especialmente en la zona de Manacor.

El Servei de Emergències ha detallado que el caudal del torrente se encuentra ya controlado y están bajando sus niveles. No obstante, la alerta seguirá activa al menos durante las primeras horas de esta jornada. A última hora de este jueves ya se alertó de la posibilidad de torrentadas en la zona, donde han caído hasta 250 litros por metro cuadrado.

Noticias relacionadas

Según ha detallado el 112, una de las cuatro familias ha podido ser realojada en la vivienda de otros familiares. El alcalde de Manacor, Miquel Oliver, ha explicado en RTVE que la noche ha sido complicada, «pendientes de cómo se comportaba el cielo». Se espera que a lo largo de la mañana todos puedan regresar a sus domicilios para valorar los daños causados por la lluvia. En caso de que no sea posible volver a la vivienda, el Ayuntamiento de Manacor les proporcionará alojamiento.

En estos momentos se mantienen cortados algunos tramos de carreteras de Mallorca por meteorología adversa. Son la MA-15 en los kilómetros 55 y 56,5; también la MA-4022 en el km 1, la MA-4030 en el km 2 y la MA-4015 a su paso por el km 3.

Oliver ha advertido de que Manacor ha amanecido en alerta porque todavía podrían formarse algunas tormentas. La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha agradecido esta mañana la labor de todos los efectivos de emergencias durante la madrugada: