El debate está ahora en si las construcciones son del Estado o de la propiedad de la finca.

El Consell de Mallorca realizará esta semana una operación para asegurarse una reserva de 1,1 millones de euros con el objetivo de continuar con el objetivo de adquirir la finca del Castell d'Alaró. Así lo ha asegurado la consellera insular de Territori, Maria Antònia Garcías, quien mantiene su oferta en 1.1 millones.

«El jueves llevaremos al pleno extraordinario una modificación de crédito que nos permitirá tener el presupuesto disponible; no renunciamos a que el Castell d'Alaró se pueda comprar con los fondos del Impuesto de Turismo Sostenible, pero queremos asegurarnos de tener el dinero disponible», asegura. Pese a que la familia Ordinas, propietaria de la finca, ha manifestado que el precio de venta es de 2.4 millones, Garcías señala que «las administraciones estamos obligadas a pagar el precio de tasación, la modificación de crédito será de 1.1 millones, que es el precio que acordamos en las dos reuniones que mantuvimos con la propiedad en agosto».

Asimismo, la titular de Territori reconoce que el precio de tasación podría variar tras la reciente topografía que ha encargado el Consell, y que ha arrojado que la finca mide unos 40.000 metros cuadrados más de lo que señala su ficha catastral. «Si esto se regulariza, la tasación se hará sobre la totalidad de metros reales». La consellera viajará mañana a Madrid para continuar con la cesión de las murallas, pese a las afirmaciones de la familia Ordinas de que son de su propiedad.