Imagen virtual del aspecto que presentará el hotel tras su reconstrucción y ampliación.

La Conselleria de Transició, Turisme i Esports del Consell tendrá que pronunciarse sobre la demolición integral del Hotel Formentor e informar sobre los planes de reconstrucción que tiene la propiedad. Así lo ha confirmado el regidor de Urbanisme de Pollença, Tomeu Cifre, después del pleno celebrado este jueves 29 de octubre por la noche en el que los partidos de la oposición (Junts, Alternativa y Podem) cuestionaron la legalidad de las obras realizadas. La oposición sospecha que la demolición y reconstrucción del mítico establecimiento podría no ajustarse a la licencia municipal de reforma integral (aprobada en junio de 2021) y a la licencia municipal de modificación del proyecto de reforma y ampliación (aprobada en mayo de 2022). El regidor de Urbanismo defiende en cambio las actuaciones municipales y justifica la demolición integral en los «problemas de aluminosis y de cimentación», entre otros.

Cabe recordar que el Ajuntament de Pollença ha concedido hasta ahora todas las licencias con informes favorables de Turisme a pesar de que la urbanización Formentor, en la que se sitúa el hotel, tiene el planeamiento urbanístico suspendido desde hace años (a consecuencia del sonado caso de Villa Cortina). El Consistorio no puede conceder licencias de nueva construcción o ampliación en la urbanización, sino solo licencias de reforma. La propiedad del hotel consiguió sortear este impedimento (que afecta al resto de propietarios de Formentor) tras la aprobación de la Ley 2/2020 de 15 de octubre para la reactivación económica, que permite ampliar los establecimientos turísticos en un 15 % en Mallorca, siempre que no impliquen un incremento del número de plazas.

Noticias relacionadas

Tras la aprobación de la norma, la propiedad registró una Modificación del Proyecto de Reforma y Proyecto de Ampliación del Hotel Formentor que inicialmente había obtenido licencia. En esta modificación ya se refería a la «demolición de diferentes edificaciones existentes para dar cumplimiento a la normativa urbanística» pero en ningún caso hablaba de demolición integral. La Modificación del Proyecto de Reforma y Proyecto de Ampliación del Hotel recibió el beneplácito de la Conselleria de Turisme del Govern, antes de que el Ajuntament concediera el permiso definitivo en mayo de 2022. Este proyecto ya no se limita a reformar las edificaciones existentes (demoliendo los interiores para tener vistas al mar), sino que amplía el hotel, redistribuye los volúmenes existentes y plantea la incorpora de nuevas instalaciones como un SPA y una sala de eventos en un semisótano con vistas al mar.

Desde hace meses la oposición venía advirtiendo de la progresiva demolición del edificio original pero no fue hasta el 14 de septiembre cuando el regidor de Urbanismo confirmó la demolición integral y la futura reconstrucción del Hotel Formentor «de la manera más fidedigna posible». La propiedad ha defendido en el último mes ante sus trabajadores la legalidad de todas las actuaciones y pidió una reunión con el equipo de gobierno de Pollença (Tots, UMP, PP PI) y también con la oposición (Junts,. Alternativa y Podem) para explicarles los detalles del proyecto, justificar técnicamente las actuaciones ejecutadas y detallar sus planes de futuro. La oposición plantó a la propiedad que ahora ultima la presentación de un nuevo modificado del proyecto inicialmente aprobado que contemplará la demolición ya ejecutada y el proyecto de reconstrucción. El regidor de Urbanismo Tomeu Cifre, ha confirmado a este diario que este nuevo modificado requerirá no solo el pertinente informe técnico municipal, sino también de Turisme, ahora que las competencias se han transferido al Consell.