Se eliminarán dos puntos negros de la carretera y se habilitará un carril bici que unirá los dos núcleos de población.  | Maria Nadal

La reforma de la reivindicada carretera que une ses Salines con la Colònia de Sant Jordi de cada vez está más cerca. El Consell presentó este jueves el proyecto que saldrá a licitación en breve y que tendrá un coste de unos 6 millones de euros, lo que supone la mayor inversión en el departamento de Carreteres de este año. Está previsto que las actuaciones empiecen a finales de año y que estén listas en un plazo de nueve meses.

La alta siniestralidad de la vía provocó hace quince años que el Ajuntament reivindicara su mejora. Tras la larga espera, ayer conseller de Carreteres, Iván Sevillano, y la presidenta del Consell, Catalina Cladera, explicaron el proyecto al Consistorio ‘saliner’ y Sevillano indicó que «se suavizarán las curvas y se eliminarán los cambios de rasante para mejorar la seguridad. También se construirá un nuevo carril bici de 4,5 kilómetros, que se convertirá en el segundo más largo de Mallorca». Durante el transcurso de las obras, se reconstruirán todos los muros de piedra de la vía y, por primer vez, el Consell obliga a que un marger certifique la buena reconstrucción de estas paredes. Sevillano manifestó que «hacemos una apuesta clara por la calidad de las paredes de piedra seca y, una prueba de ello, es que de los seis millones del presupuesto, uno va destinado a esta actividad».

Cladera y Sevillano presentaron el proyecto a toda la corporación del Ajuntament de ses Salines.

El alcalde de ses Salines, Juan Rodríguez, se mostró muy satisfecho por el inicio de la reforma integral de «este proyecto tan reivindicado que ayudará a reducir la siniestralidad de la vía». Rodríguez aseguró que «casi todas las familias del municipio han tenido algún susto en esta carretera». La presidenta Cladera habló en el mismo sentido: «Se trata de un proyecto muy esperado, muy reivindicado y muy necesario. Se hará una reforma integral de la carretera, se eliminan los puntos peligrosos y, además, se habilitará un eje cívico».