José Pastor, regidor. | DEUXQUINZE

El Ajuntament de Llucmajor ha retomado la propuesta de ofrecer a los vecinos la posibilidad de elegir algunos proyectos para el municipio dentro de los presupuestos participativos. Este año, tras el periodo de votaciones, se han elegido un total de 12 proyectos que tendrán un coste de 166.910 euros. A lo largo de tres meses los vecinos del municipio han podido proponer proyectos y después votarlos. En total fueron 17 los proyectos presentados.

La propuesta más votada fue la de dotar de bancos y plantar árboles en las Urbanitzacions (45.000 euros). La iniciativa obtuvo un total de 89 votos. La segunda iniciativa más votada fue la de arreglar el asfalto y las aceras del núcleo urbano de Llucmajor. Para elegir las propuesta más votadas también se ha tenido en cuenta que cada uno de los núcleos urbanos del municipio tuviera algún proyecto a desarrollar en su zona. Por ello la tercera propuesta elegida fue la séptima más votada ya que hace referencia al núcleo costero del Arenal. Allí también se solicita arreglar calles y aceras, y se destinará la misma cantidad económica que en Llucmajor pueblo, 72.000 euros.

En Les Palmeres se habilitará una mesa de ping-pong (2.420 euros). Una zona de ocio canino en Cala Pi (2.400 euros), o instalar mesas en el parque de s’Estanyol (1.200 euros) son algunas de las otras propuestas elegidas por la ciudadanía. En total se destinan 167.000 euros para llevar a cabo las iniciativas salidas de los vecinos del municipio. La primera propuesta de    presupuestos participativos se inició durante la pasada legislatura pero con el cambio de color político en el Ajuntament primero y la llegada de la COVID después las propuestas escogidas no han llegado a materializarse. El regidor no adscrito José Pastor, es el responsable del departamento de Participació Ciutadana del Ajuntament.