El Consell de Mallorca quiere garantizar la adecuada preservación de todo el conjunto diseñado por el arquitecto Vázquez Molezún, evitar que se incluya en los terrenos un proyecto urbanístico residencial y desarrollar en su lugar el proyecto Alcúdia Tech Mar.   

El Consell valora ejercer el derecho de tanteo para hacerse con la central de Alcanada tras la venta del bien catalogado a un fondo inversor extranjero. No le convencen los planes urbanísticos que el fondo internacional Ginkgo tiene para la vieja central diseñada por Vázquez Molezún (medalla de oro de la arquitectura), más teniendo en cuenta que Patrimoni aprobó en marzo (tras siete años de deliberación) iniciar el expediente para proteger el complejo como Bien de Interés Cultural (BIC). La nueva propiedad había ofrecido al Ajuntament d’Alcúdia la posibilidad de ejecutar parte del proyecto estratégico de reconversión Alcúdia Tech Mar (basado en la economía azul y la descarbonización del mar) pero plantea construir a cambio cinco bloques de viviendas junto a la Torre Major, edificada en 1599 y protegida como BIC desde el año 1949. Quiere amortizar así el coste de la descontaminación.

Noticias relacionadas

Aunque no ha trascendido el importe por el que Endesa vendió los terrenos a finales del mes de abril al fondo internacional Ginkgo, fuentes próximas a la operación indicaron a Ultima Hora que se trata de una cantidad «simbólica» porque «solo los trabajos de descontaminación costarán unos 20 millones de euros». Cabe recordar que el Ajuntament impulsa con el Govern y el Consell la reconversión de este espacio en el centro europeo de descarbonización del mar. El proyecto Alcúdia Tech Mar, es un ejemplo de reconversión energética y ha sido declarado proyecto estratégico por el Govern para desarrollarlo con los fondos europeos NextGeneration.

Fue la propia eléctrica quien confirmó el 5 de mayo la venta de su propiedad. «Tratándose de un conjunto inmerso en un proceso de catalogación por parte del Consell esta administración ha sido informada del traspaso para que pueda ejercer el derecho de tanteo que la ley le concede», explicaba Magdalena Frau, responsable de comunicación y Relaciones Públicas de Endesa Illes Balears. Pese a la mención expresa de la eléctrica al derecho de tanteo, el departamento insular de Patrimoni, descartó en un primer momento comprar la propiedad. Una vez consultados sus servicios jurídicos, el Consell valora ahora adquirir la antigua central térmica «por razones de interés público». Tendría un plazo de dos meses para hacerlo a contar desde el momento de la comunicación de la venta.

Punto de vista
Lola Olmo

Hora de tomar decisiones

Lola Olmo

Mucho ha tardado el Consell en pronunciarse sobre la protección o no de la antigua central de Alcanada. Mientras, Endesa ha estudiado sus opciones y poco antes de que el edificio fuese protegido definitivamente, ha optado por venderlo. El proyecto Alcudia Tech Mar, con la ilusión que el Ajuntament d’Alcúdia y el Govern han depositado en él, puede convertirse en un referente para la navegación del futuro, o quedar en un castillo en el aire. Es hora de decidirse.