La piscina de agua de mar y su restaurante son muy conocidos en Can Picafort. | Lola Olmo

La famosa piscina del Mar y Paz será sepultada esta semana, después de 52 años de historia que la han convertido en uno de los lugares más populares de Can Picafort y de la costa mallorquina. En los próximos días comenzarán los trabajos para eliminar la piscina y el chiringuito anexo, para construir, en su lugar, una plaza rodeada de gradas; un proyecto que ha presentado el Ajuntament de Santa Margalida tras obtener una concesión de Costas por 15 años.

Movilización popular

Noticias relacionadas

Al igual que ha ocurrido con los restaurantes de la vecina playa de Capellans, en Can Picafort ha habido movilizaciones para tratar de conservar la piscina del Mar y Paz y su chiringuito desde que en la primavera de 2019 se supo que serían demolidos por incumplir la Ley de Costas. La piscina funcionó durante más de dos décadas con una concesión de la Demarcación de Costas, pero hace unos años ésta no fue prorrogada y la concesión no se volvió a otorgar por incumplir dicha ley.

En 2020, el partido local CPU emprendió una campaña para pedir que se conservara esta piscina por su arraigo. En mayo de 2021, el Ajuntament de Santa Margalida logró obtener la concesión de este espacio a cambio de demoler la piscina y construir en su lugar una nueva plaza rodeada de gradas que incorporará un chiringuito desmontable, con mesas y sillas. El Ajuntament de la Vila invertirá alrededor de medio millón de euros en esta obra y prevé sacar a concesión el futuro chiringuito.